Banner_Etyl_Ads Banner_Etyl_Ads Banner_Etyl_Ads
ADVERTISEMENT

Hombre camión muestra su hartazgo en puertos y terminales intermodales en México

Últimamente los transportistas llamados hombre camión en México han manifestado de manera repetida su descontento por las condiciones laborales que se presentan en distintos puntos estratégicos para el intercambio de contenedores, como puertos y terminales intermodales, con un claro impacto hacia las cadenas de suministros de las empresas.

La última de ellas se presentó apenas ayer 17 de agosto. Temprano por la mañana un grupo de transportistas mantuvo bloqueado el único acceso vial para las unidades de transporte de carga del puerto de Manzanillo -el de mayor actividad en movimiento de contenedores en el país- por alrededor de una hora, generando largas filas de tractocamiones y vehículos ligeros en la carretera Jalipa-Minatitlán. Una escena común en el puerto.

En un video publicado en la cuenta de Facebook de Noticias Manzanillo, un medio de comunicación local, se escucha a un transportista quejarse de que son hasta ocho horas las que transcurren desde que los conductores ingresan al puerto a descargar o cargar mercancía, sin poder satisfacer sus necesidades básicas como comer y acudir a sanitarios, y con la presión de cumplir con los tiempos marcados en los contratos con sus clientes. “Son tiempos muertos para nosotros”, afirma el conductor.

Poco más de 800 kilómetros de vías del tren son las que separan al puerto de Manzanillo con la terminal de Ferrovalle-Pantaco, en Ciudad de México, donde desde el 8 de agosto pasado se mantiene otra manifestación por parte de transportistas, quienes protestan por estas mismas condiciones laborales, las mismas ocho horas “muertas”, además de ajustes en sus tarifas por parte de sus contratantes, en su mayoría líneas navieras.

Esta terminal intermodal -que atiende al principal polo de consumo del país- conecta con toda la red ferroviaria nacional, su importancia radica en el intercambio de al menos 500 mil contenedores al año con puertos como Manzanillo y Lázaro Cárdenas en el Pacífico mexicano, que envían y reciben mercancías del Lejano Oriente, así como el de Veracruz, del lado del Golfo, con su enlace principalmente con el continente europeo; además de conectar con los mercados industriales de la frontera norte, donde se mantiene un fuerte intercambio comercial con Estados Unidos y Canadá.

La cosa no queda ahí. Otros puertos que en meses recientes también han sentido el impacto de los bloqueos de transportistas en el país son los de Ensenada, en Baja California, así como el de Veracruz, donde se presentan las mismas quejas.

El bloqueo hacia estos tres puertos no es poca cosa. Juntos han operado el 64.2% del total de contenedores de 20 pies (TEU) que se movilizaron en el primer semestre de 2023 en todos los puertos del país, es decir, suman dos millones 513 mil 876 TEU y poco más de 17 millones de toneladas de mercancías, de acuerdo con la estadística oficial.

ETYL

Al interior de los puertos, tanto las líneas navieras como las terminales privadas han afirmado que estas complicaciones operativas se han debido en buena medida al desbalance que sufrió la capacidad del transporte marítimo global en el periodo de pandemia, pero este se ha venido regularizando casi por completo.

De acuerdo con una fuente consultada por T21 que prefirió el anonimato, todo apunta a la actuación de las autoridades aduaneras, quienes han incrementado las revisiones a las mercancías o, por otro lado, operan con constantes fallas en las máquinas de rayos X o Gamma, lo que les obliga a practicar actividades de revisión manuales, afectando el flujo de entrada y salida de camiones. Esto no es exclusivo de las aduanas marítimas, casos similares se han visto en las aduanas fronterizas del norte de México, donde cruza el 80% de las exportaciones hacia los principales socios comerciales, Estados Unidos y Canadá.

El hombre camión

En México, el llamado hombre camión lo integran 160 mil 773 unidades empresariales que suman una flota de 295 mil 253 unidades, es decir, 81.1% del total de las empresas de este sector y 23.6% en el número de vehículos, de acuerdo con la Estadística Básica del Autotransporte, de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

Por años se ha criticado que este sector empresarial al interior del autotransporte mexicano mantiene una flota vieja, con 21 años de antigüedad en promedio, sin embargo, el número de este tipo de micro compañías continúan en crecimiento en México. Pero no cuentan con condiciones financieras accesibles para poder realizar las renovaciones de sus unidades.

En esta última manifestación en el puerto de Manzanillo se deslindaron organismos como la Unión de Transportistas de Carga de Manzanillo (UTCM), la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) delegación Manzanillo, Unión de Empresarios del Transporte Local de Manzanillo (UETLM) y la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) delegación Manzanillo.

“Los representantes transportistas invitan a los operadores de autotransporte a agruparse formalmente para mantener una comunicación permanente con las autoridades y actores portuarios a través de los canales correspondientes”, se lee en un comunicado distribuido por la Administración del Sistema Portuario Nacional (Asipona) Manzanillo, quien también se dijo abierta al diálogo.

Tanto las aduanas marítimas como la administración de los puertos en México están en manos de la Secretaría de Marina, con altos mandos militares en activo o en retiro al frente, a quienes se les ha criticado por su inexperiencia en temas de comercio exterior que retrasa las actividades logísticas y de cadena de suministro de las empresas, además de afectar las condiciones laborales de los transportistas. Su salud principalmente.

Esto sucede en momentos en que el país mantiene una escasez de operadores de al menos 54 mil plazas laborales. Ante la creciente demanda de transporte que México tiene urge incentivar a que más personas ingresen al sector -incluso se han instalado programas para invitar a las mujeres a capacitarse-,  pero se cree que estas malas condiciones laborales así como la creciente inseguridad en las carreteras incide de manera directa y negativa en las nuevas generaciones.

“Exigimos un puerto más eficiente. #Estamos artos (sic) de la Aduana y Asipona”, se logró leer en una manta de los manifestantes, firmada por TPM (Transportistas del Puerto de Manzanillo).

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21

banner

 

Noticias Relacionadas

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Video Destacado

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Nuestras historias más destacadas, directamente en tu buzón de correo de manera diaria

Puedes darte de baja en cualquier momento. Al registrarte, aceptas nuestros Términos de Uso y Política de Privacidad.

This will close in 20 seconds

¿IA dominando empresas mexicanas? ¿Sabías que Tampico tiene un nuevo servicio de carga? Confianza Empresarial en el sector: ¿Qué revelan los resultados del ICTYL? Colapso en Tren Interurbano Conoce a Los 100 + Influyentes del Transporte y la Logística