Banner_Etyl_Ads Banner_Etyl_Ads Banner_Etyl_Ads
ADVERTISEMENT

Cumpliendo con la ley y la ética

Cumpliendo con la ley y la ética

Las agencias de cobranza desempeñan un papel crucial en la economía moderna, ayudando a las empresas a recuperar cuentas por cobrar y mantener una salud financiera. Sin embargo, es esencial que las empresas que utilizan los servicios de estas agencias comprendan su responsabilidad no sólo legal sino también ética en el proceso de gestión de sus cuentas por cobrar. Una de las obligaciones más importantes es la actualización constante de los saldos que se asignan a las agencias de cobranza.

Obligación legal de actualizar los reportes ante burós de crédito

Desde una perspectiva legal, la actualización de los saldos que se asignan a las agencias de cobranza es un requisito fundamental para cumplir con las regulaciones en materia de informes crediticios. La ley exige que las empresas informen de manera precisa y oportuna sobre las cuentas por cobrar a las agencias de crédito y actualicen regularmente esta información. Esto significa que cualquier cambio en el saldo, ya sea debido a pagos totales o parciales, acuerdos de pago o ajustes, debe reflejarse de manera precisa en los reportes a las agencias crediticias.

La omisión de esta actualización puede tener consecuencias legales significativas, ya que puede resultar en informes de crédito inexactos, lo que afectaría negativamente a la reputación crediticia del deudor y podría dar lugar a sanciones legales.

Obligación moral de pagar los honorarios de la agencia de cobranza

Además de la obligación legal, existe una responsabilidad moral para las empresas que utilizan agencias de cobranza. Cuando una empresa recurre a una agencia de cobranza para recuperar sus cuentas por cobrar, está solicitando un servicio que requiere tiempo y recursos por parte de la agencia. Esta última trabaja diligentemente para rastrear y contactar al deudor, establecer un diálogo y negociar un acuerdo de pago.

Los honorarios de la agencia son una compensación justa por estos esfuerzos.

No actualizar los saldos o, peor aún, no pagar los honorarios acordados con la agencia de cobranza sería una acción éticamente cuestionable. Al hacerlo, la empresa incumple su parte en el acuerdo y coloca a la agencia en una situación difícil.

Además, esto puede afectar negativamente la relación de la empresa con la agencia y su capacidad para obtener servicios de cobranza de calidad en el futuro.

En resumen, la obligación de actualizar los saldos que se asignan a una agencia de cobranza es tanto legal como moral. Cumplir con esta obligación garantiza que los informes crediticios sean precisos y que se respeten las regulaciones legales. Además, pagar los honorarios acordados con la agencia es esencial desde una perspectiva ética y ayuda a mantener relaciones comerciales saludables y confiables. La gestión responsable de las cuentas por cobrar es fundamental tanto para las empresas como para las agencias de cobranza, y cumplir con estas obligaciones es un paso crucial en ese proceso.

Hasta la siguiente.

El autor es colaborador de T21 desde el 2006 y es socio director de AFS International – Agencia de cobranza líder en la industria del Transporte de Carga en México y Estados Unidos. (https://cobranzadeltransporte.com/ y https://freightcollections.com)

Comenta y conecta con Salvador Bañuelos en Linkedin.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Revista T21

Noticias Relacionadas

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Video Destacado

Convocatoria: 21 Jóvenes de T21 Gen. 2024 Confianza Empresarial en el sector: ¿Qué revelan los resultados del ICTYL? Colapso en Tren Interurbano Conoce a Los 100 + Influyentes del Transporte y la Logística índice de Confianza del Transporte y Logística – Cuarto trimestre 2023