Distribuir contenido

Al vuelo

Hacia una mayor concentración de la oferta aérea

La reciente aprobación formal de la creación del Grupo LATAM entre la aerolínea brasileña TAM y la chilena LAN, el anuncio que la marca Avianca será la que prevalezca en las operaciones del Grupo Avianca-TACA Holdings y las conversaciones que sostienen los ejecutivos de American Airlines y US Airways hacia una posible fusión de estas dos importantes aerolíneas norteamericanas nos deben recordar un hecho contundente:

La oferta en materia de aerotransporte tiende hacia la concentración en poderosos grupos de aerolíneas.

La aeronave más grande del mundo en México

El 10 de diciembre del año 2003, el aeropuerto Miguel Hidalgo de Guadalajara, Jalisco tuvo el privilegio de recibir al hexareactor Antonov 225 “Mriya”, palabra que significa “Sueño” en ucraniano para transportar generadores eléctricos destinados para la reconstrucción de un Irak devastado por la guerra.

México y Canadá sin vuelos cargueros regulares directos

Canadá y México son socios en el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica. El país de la “Hoja de Maple” es el segundo socio comercial de nuestro país en exportaciones y el sexto en importaciones. Algunos de estos productos, principalmente los perecederos, algunas autopartes, exportaciones de productos de valor y mucho de lo relacionado con la creciente presencia de la industria aeroespacial canadiense en México, encabezada por Bombardier, suelen requerir del aerotransporte, ya sea por razones de urgencia o seguridad.

El Loadmaster

Una de las figuras menos conocidas y subvaluadas en la logistica aérea es la figura del llamado: “Loadmaster” o maestro estibador. Ni cargador o montacarguista ni necesariamente, pero sí con frecuencia un verdadero oficial de operaciones o despachador con su debida licencia, el “loadmaster” como experto en la estiba de la carga en una aeronave puede suponer la diferencia entre el éxito o el fracaso de una operación aérea carguera.

El Boeing 747 una aeronave con ADN carguera

El Boeing 747 nació como una aeronave carguera a mediados de los años sesenta y seguramente morirá centenaria hacia finales del siglo XXI cuando se estima, realice su último vuelo. A comienzos de la década de los años sesenta, la fuerza aérea norteamericana formalizó su requerimiento de un avión de transporte de carga de gran capacidad y de magnitud nada vista hasta entonces, que derivó finalmente en el Lockheed C-5A “Galaxy”, que voló por primera vez en el año 1968.