Shell, hacia la transformación de combustibles

La necesidad de hacer la transición a nuevos combustibles creará desafíos y oportunidades para los administradores de flotas que son muy diferentes a los que enfrenta la industria de vehículos nacionales.

De hecho, para el año 2040 la industria de flotas podría transformarse más allá del reconocimiento actual, pues, para ese año, el número de automóviles en circulación se duplicará a 2 mil millones y todos los vehículos más pequeños podrían migrar hacia la energía eléctrica.

En contraste, el transporte de larga distancia más grande cambiará a combustibles renovables y de bajas emisiones.

La encuesta Future of Fleet, realizada por Shell, encontró que el 53% de los administradores o gerentes de flotas espera adoptar nuevos tipos de combustible durante los próximos 5 años y el 64% de ellos optó por vehículo eléctrico o híbrido no solo frente a otros tipos de combustible alternativo, sino también con preferencia al diésel y la gasolina.

Asimismo, los resultados arrojaron que los gerentes de flotas consideran que los grandes cambios que ven los encuestados son la adopción de nuevos tipos de combustible (53%), la introducción de nuevas tecnologías (48%) y el advenimiento de nuevos tipos de vehículos (47%).

De acuerdo con Paola López, senior Marketing Manager de Shell México, la automatización es parte de esta transformación que cambiará la forma en la que operan las flotas.

“Como resultado, estamos viendo muchas colaboraciones nuevas entre organizaciones que buscan compartir consejos y desarrollar normas comunes. Buscando socios fuera de su sector inmediato, como tecnología, infraestructura energética o consultoría: puede ayudar a probar ideas e identificar las mejores prácticas”, dijo.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

T21