La otra “pandemia” en el autotransporte en México

Escasez. No existe otra palabra que defina esta “pandemia” alterna que soporta el autotransporte en México.

Grupo Bimbo ha defendido por muchos años que sus plazas de conductores de unidades vehiculares son muy codiciadas, incluso “aspiracionales”. Pero hoy en día, más allá de esta característica, cada vez le es más difícil ocupar estos espacios.

Luis Campos, gerente global de Vehículos y Logística de Grupo Bimbo, reveló que al cierre de 2020 las vacantes de operadores sin cubrir llegaron a 7%; al cerrar 2021 este porcentaje ya había escalado al 18 por ciento.

La situación es contrastante, ya que en este periodo de crisis sanitaria por COVID-19 la compañía del osito panadero ha tenido “las mejores ventas en los últimos 75 años”, de acuerdo con Campos, quien estuvo presente en la reunión mensual del Consejo Nacional de Ejecutivos en Logística y Cadena de Suministro (Conalog).

La escasez de operadores en México es una realidad extendida. El dato que ha calculado la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) es de al menos 50 mil. Además, se agrega la lentitud en la entrega de nuevas unidades pesadas, por la falta de semiconductores que han afectado a todo el ecosistema global del sector automotor.  

Para Transportes EASO la crisis de operadores le ha significado perder 3 de cada 4 oportunidades de carga.

“No tenemos camiones (…) en momentos en que el consumo está creciendo por arriba de los números prepandemia”, aseguró Diego Anchustegui, director comercial de la transportista.

En su participación en el foro, el ejecutivo agregó que la demanda de transporte se incrementará por la llegada de compañías extranjeras que están buscando acercar su producción a los polos de consumo, el llamado nearshoring, por las afectaciones en las cadenas de suministro que se han enfrentado durante la pandemia por COVID-19.

Ejemplo de esto último es que previo a la crisis sanitaria el traslado de mercancías por barco de China a Estados Unidos tomaba 21 días, hoy se ha extendido hasta 121 días por el congestionamiento que se vive en el lado de la costa oeste del vecino del norte.

Además, a la escasez de operadores en México hay que sumar el factor migratorio, es decir, tras recibir fácilmente la visa B1, muchos de ellos están siendo contratados con altos salarios en Estados Unidos, donde también se vive esta falta de conductores.

“Les dan visa, incluso casa. Ya solo se trata de llegar a la embajada y les dan los papeles”, de acuerdo con Anchustegui.

Raúl Monroy, director general de TMS, adicionó que el tema de la falta de escasez de operadores también tiene origen en la falta de eficiencia en los procesos de carga y descarga de las unidades en los centros de distribución, donde se tienen que enfrentar largas horas de espera y tratos poco dignos.

“La subutilización de los equipos genera un impacto nocivo para la industria”, dijo. Esta situación no les permite tener una mejor planeación para el aprovechamiento de las unidades y de los operadores.

En este punto lo secundó Diego Anchustegui. “La productividad en la red está terrible. Cada vez se incrementan los tiempos de carga y descarga (…) les pedimos [a nuestros clientes] que nos ayuden con ciertos puntos, que traten bien a nuestros operadores”, dijo.

Pero los usuarios del transporte experimentan otras problemáticas. Luis Campos, de Bimbo, explicó que sus centros de distribución también han experimentado una falta de personal, además de que han padecido dificultades para la adquisición de racks ante los incrementos en los precios del acero, lo que ha generado complicaciones internas.

“Somos una compañía muy dinámica que busca alternativas para mejorar su cubicaje, mejorando los contenedores, tarimas y cajas. Tenemos 300 centros de ventas que tenemos que atender algunos diariamente otros semanalmente. Aprendimos que podemos cambiar las frecuencias y pudimos consolidar los viajes”, dijo.

Así mismo, aseguró que la contratación de compañías terceras para la transportación de sus mercancías ha sido un factor de éxito en esta situación de escasez de operadores, así como la colaboración con otras empresas, como Grupo Modelo, para encontrar espacios ociosos que puedan ser utilizados.

Por otro lado, mejorar las condiciones salariales de los conductores está generando conflictos internos en las empresas. “Mis conductores ganan más que su supervisor y eso empieza a generar problemas entre el ecosistema”, indicó Javier Serrano, director de Cadena de Suministro de Alpura.

El directivo propuso que en este tema de mejora operativa e integración entre distintas empresas se puede llevar a cabo mediante la tecnología, específicamente con el uso del blockchain. “Se debe crear una comunidad en la cadena de valor donde se pueda compartir lo que está sucediendo en tiempo real”.

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21

T21