Malas noticias… el costo de las autopartes va al alza

Debido a que el costo de los insumos para la producción de autopartes continúa incrementando, estas experimentarán un incremento de costo en el mediano plazo. El presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Francisco González, calificó la tendencia como “malas noticias” en el marco de la conferencia virtual Industria automotriz en México, organizada para estudiantes del ITAM.

De diciembre de 2021 a abril de 2022 cinco metales usados como materia prima para las autopartes fueron los que sufrieron subidas de precio; en primer lugar se colocó el litio, que experimentó un incremento del 69% en el costo. Este metal es utilizado principalmente en la manufactura de baterías para los vehículos.

En segundo sitio se colocó el níquel con 58% más. Este es usado para la producción de baterías y depósitos de combustible. Le sigue en tercer lugar el hierro con 18% de incremento, utilizado para las carrocerías de los vehículos. El cuarto sitio lo ocupa el paladio con 17% más de costo, usado para manufactura de catalizadores, y el aluminio con un costo mayor del 11% en el periodo citado. Este metal es usado principalmente para la producción de carrocerías y radiadores de los vehículos.

“El mix de diciembre del año pasado a abril de 2021 tuvo 70% más de aumento”, señaló el presidente de la INA.

A su vez, de diciembre de 2021 a abril de 2022 el platino bajo un 5% su costo, utilizado para la fabricación de catalizadores, le sigue el plomo con un descenso del 1%, materia prima para las baterías de los automotores y finalmente el cobre contrajo su precio un 0.2%, utilizado para manufacturar arneses.

“Los proveedores de autopartes tienen un ajuste negociado con los productores de autos donde se refleja el precio precisamente por el costo de materias primas; pero para el consumidor final sí se van a incrementar los costos”, dijo el presidente ejecutivo de la INA.

Expuso que la invasión a Ucrania ha provocado precios más altos de las materias primas, específicamente en litio, níquel, paladio y hierro. Además del incremento de costos del transporte, “un contenedor de Shanghái a México costaba aproximadamente 5 mil dólares actualmente han subido hasta los 20 o 25 mil dólares. Todo esto impacta en los costos de las refacciones de los coches”, compartió.

Afirmó que se avecinan impactos importantes que no necesariamente se derivan de la inflación, “es una cuestión de un brinco y de un posicionamiento a nuevos niveles de acuerdo a la oferta que se puede dar ya sea de paladio y hierro por efectos de la guerra o de litio por la demanda que está requiriendo para la parte de baterías. Sí se tiene impacto importante en materias primas, pero también en la logística y un impacto todavía que está por resolverse es la integración regional, el mundo está desechando la parte global y en la parte regional como es el caso del T-MEC está trayendo tensiones porque se requieren más integración y porcentaje en la región”, apuntó.

Comenta y síguenos en Twitter: @Liznomas / @GrupoT21

Revista mayo 2022