Freno en exportación de vehículos pesados llevaría a una reconfiguración de pedidos

Según datos de la Oficina de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés) del gobierno de Estados Unidos, el producto interno bruto (PIB) real disminuyó a una tasa anual del 1.4% en el primer trimestre de 2022, luego de un aumento del 6.9% en el cuarto trimestre de 2021. Asimismo, hubo un resurgimiento de casos de COVID-19 de la variante ómicron. En este contexto se prevé que las exportaciones de vehículos pesados al vecino del norte se vean impactadas negativamente, lo que llevaría a una reconfiguración de los pedidos para trasladarlos al mercado interno.

Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), señaló que, dada la posible caída de la actividad de los Estados Unidos, aunado a la problemática de la logística de los productos provenientes de China es posible que se vea alterada la expectativa de recuperación de producción y exportación de vehículos pesados.

Se estima que 85% de la producción nacional es para exportación y el 98% de la exportación es hacia Estados Unidos y Canadá; tan solo en abril de 2022 se enviaron 12 mil 183 unidades de las cuales 11 mil 434 fueron para Estados Unidos.

A su vez, el acumulado del primer cuatrimestre del año se contabilizaron 50 mil 330 unidades, cifra que representa un crecimiento del 13.1% respecto a las exportadas en el primer cuatrimestre de 2021.

“Sí hay una afectación en la recuperación de la renovación de la flota de vehículos pesados en Estados Unidos, por supuesto que va a impactar nuestros niveles de producción. La industria aún enfrenta el reto de la desincronización de las cadenas de suministro a nivel global, es decir, que la fabricación de algunos componentes de la industria no se encuentra en sincronía”, comentó.

Señaló que, de darse algunas cancelaciones de pedidos para Estados Unidos, las unidades pudieran ser relocalizadas en el mercado mexicano. “Cualquier disminución en las cifras de exportación pudiera crear una mejor redistribución de la entrega de los vehículos, inclusive al mercado interno”, dijo.

Aclaró que la escasez de unidades en el país no se deriva de una priorización al mercado internacional, sino a que la recuperación económica inició antes en Estados Unidos y los pedidos se hicieron con anticipación.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Revista mayo 2022