Arrendamiento aporta 20% de las ventas de camiones y 10% de tractocamiones 

En 2021 el segmento de carga, camiones Clase 4 a 8, alcanzó una comercialización de 14,352 unidades, de ellas, 2,941 vehículos que representó el 20.2% fueron adquiridas por firmas arrendadoras integradas en la Asociación Mexicana de Arrendadores de Vehículos (AMAVe).

En la conferencia conjunta entre AMAVe y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), se informó que en el caso de tractocamiones el segmento alcanzó una comercialización de 12,497 vehículos, de ellos, 1,326 tractocamiones se destinaron al arrendamiento, esto es 10.6 por ciento.

En las cifras presentadas por Guillermo Rosales, presidente ejecutivo de AMDA, se identifica que de los 1,326 tractocamiones que se colocaron en el arrendamiento, 728 fueron para Kenworth que representó 12.7% de su comercialización total. Freightliner integró 542 unidades bajo esta figura, es decir, 13.7% del total de sus ventas.

AMDA - AMAVe

Para el caso del segmento de camiones Clases 4 a 8, Isuzu alcanzó 789 para el segmento del arrendamiento, esto fue 31% de su comercialización; Hino con 535 es decir 25% de sus ventas de 2021; Freightliner totalizó 367 bajo este esquema, 8% de la colocación en el segmento de clases referidas.

HERRAMIENTA PARA ENFRENTAR RALENTIZACIÓN DE PAGOS

Mauricio Medina, presidente de AMAVe refirió que ante la situación que se enfrenta en el autotransporte de carga, de enfrentar mayores plazos de recuperación de cartera con los clientes, el arrendamiento es una alternativa.

Incluso, anticipó que se identifica que por la implementación del proceso de complemento Carta Porte, “se alentó la recuperación de cartera esperamos que pronto se estabilice, pero frente a esta situación se pueden acercar al arrendamiento”.

Medina explicó que el arrendamiento evita que las empresas tengan que descapitalizarse para la adquisición de unidades, y así programar de mejor manera el flujo de la empresa, al tiempo que para aquellos que están enfrentando complicaciones al arranque del año, el esquema de “Sales & Leaseback” es una alternativa para generar flujo.

“Las empresas que tienen activos pueden acercarse a las arrendadoras y ofrecerles ese parque vehicular para que lo compren, obtienen flujo, y pueden seguir operando bajo un contrato de arrendamiento”, describió Mauricio Medina.

En la perspectiva del directivo, el crecimiento para el 2022 del sector de arrendamiento irá de la mano del avance de la industria, enfrentando los mismos temas como es la escasez de inventarios que podría ralentizar el ritmo, “muchos de los fabricantes nos comentan que ya tienen vendido buena parte del año”, aseveró.

Un elemento que destacó Mauricio Medina, es que la inflación del sector automotor ha estado por arriba de la inflación general, para lo cual el arrendamiento es una opción para tener capacidad sin tener que realizar una descapitalización de la empresa.

De acuerdo con Guillermo Rosales, en la última parte del año la inflación que enfrentó el sector automotor se fue estabilizando al compararse frente a lo sucedido en la primera mitad del 2021, aún así el registro fue de 8.6%, mientras que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) fue de 7.36 por ciento.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @DidierRT / @GrupoT21