Sitrak acelerará presencia con tractocamiones a gas natural

Hacia su cuarto año de presencia en México, Sitrak ha superado los 800 tractocamiones alimentados a gas natural en el país, con lo cual, sumando las diversas configuraciones y fuentes de poder, ya son más de 1,800 vehículos desplazados.

Esta dinámica se acelerará con la nueva versión del tractocamión C7H CNG (Compressed natural gas), que permitirá abrir el portafolio de aplicaciones para el mercado mexicano. “Anteriormente estábamos enfocados al 70% del mercado, que es la caja seca de 53 pies, pero con esta nueva generación podemos incorporar al doble semirremolque o full”, comentó a T21, Ricardo Melesio, director general de Sitrak México, empresa integrante de AT Motors.

La nueva generación a la que hace referencia el directivo es la unidad C7H GNC que desarrolla una potencia de 480 hp y un torque de 1,696 lb/pie, además de incorporar transmisión automatizada, lo que favorece la eficiencia de combustible.

Actualmente, Sitrak tiene presencia en el segmento de tractocamiones, camiones unitarios y camiones vocacionales. 

“De hecho a través de nuestro distribuidor CBS (Comercializadora del Bajío Sitrak) estamos incorporando camiones a GNC en el segmento de vocacionales, tanto en el segmento de minería como en la aplicación de revolvedoras”, agregó Melesio Canchola.

Para Ramsés Pérez, director general de CBS, el avance en el mercado con estas unidades a gas natural se ha logrado a partir de que los clientes han podido materializar los resultados de esta tecnología, no sólo con una eficiencia de 40% en el consumo de combustibles, sino en la reducción de 70% en emisiones contaminantes.

CICE Transportes, integrantes de Grupo CICE, incorporó de manera reciente 2 tractocamiones C7H GNC de la nueva generación, y lo están aplicando en algunos movimientos de full para el manejo de embotellados.

“Para el caso de las unidades de CICE trabajamos en la configuración del vehículo desde China, para poder cumplir con las necesidades del cliente”, expuso Iván García, director comercial de CBS.

De acuerdo con la experiencia de CICE Transportes, con la aplicación del full están logrando reducción de 40% en el consumo de combustibles, aunque el reto para su mayor aprovechamiento es la infraestructura de gas natural a lo largo del país, como en el sureste.

“Estamos avanzando en la coordinación con grupos que desarrollan redes de gas natural, para poder ampliar la infraestructura y adecuada a las necesidades de compresión que se requiere del combustible”, precisó Melesio Canchola.

Aunado a lo anterior, en función de las necesidades de cada una de las empresas transportistas, se puede desarrollar infraestructura para consumo propio. “En términos de velocidad de la carga con la nueva tecnología llega a ser de 10 a 15 minutos más que la recarga de diésel. Además, las estaciones de servicio han ampliado sus áreas de atención para poder suministrar a los tractocamiones con remolques y puedan maniobrar”, destacó Ramsés Pérez.

En la perspectiva de los directivos, el avance de este tipo de unidades también se ha logrado a partir de hacerle visible a los clientes del cambio en el modelo de adquisición, “con los camiones de motores a diésel el horizonte de renovación es de 3 a 5 años, en el caso de los de gas natural puede ser 7 o 9 años, permitiendo amortizar de mejor manera la inversión realizada”, afirmó Ricardo Melesio. 

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @DidierRT  / @GrupoT21