Nuevos criterios injustificados de CRE podrían generar desabasto: IP

En octubre pasado la Comisión Reguladora de Energía (CRE) adoptó un criterio consistente en que los tractocamiones de los permisionarios encargados del transporte y distribución de combustibles en el país, debían estar autorizados ante esta comisión para acceder a sus terminales.

La decisión anterior ha sido factor de incertidumbre entre transportistas y propios distribuidores de combustibles, al no existir un procedimiento en el Registro Federal de Trámites que prevea este tipo de permisos, además de no tener un apartado para obtener los permisos para los tractocamiones expedidos por esta Comisión. Asimismo, el criterio aplicado por los inspectores en las terminales es violatorio de la Ley de Hidrocarburos y del Reglamento del Título Tercero de la Ley de Hidrocarburos.

"De continuar con la solicitud de permisos y retención de tractocamiones en terminales por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), con base en requisitos que no están actualmente contenidos en el merco regulatorio vigente, existe un alto riesgo de desabasto de gasolinas, diésel, turbosina y combustóleo en el país", expusieron los organismos.

El documento es firmado por la Asociación Mexicana de Distribuidores de Energéticos (AMDE), la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo Nacional).

““Estamos convencidos de la necesidad de combatir el contrabando de combustibles de una manera ordenada y con apego a las leyes; sin embargo, esperamos también que las acciones realizadas por la autoridad durante las inspecciones sean consistentes con las regulaciones. Es nuestra responsabilidad consignar que tampoco existen fundamentos jurídicos que respalden la disposición implementada por la CRE en torno a la retención de los equipos de transporte”, coinciden los organismos.

Actualmente en el país, 40% de los petrolíferos que se consumen diariamente en el país se transportan por tractocamión, y el 90% de la turbosina que demandan los aeropuertos se mueve a través del autotransporte de carga.

““Estamos convencidos de la necesidad de combatir el contrabando de combustibles de una manera ordenada y con apego a las leyes; sin embargo, esperamos también que las acciones realizadas por la autoridad durante las inspecciones sean consistentes con las regulaciones. Es nuestra responsabilidad consignar que tampoco existen fundamentos jurídicos que respalden la disposición implementada por la CRE en torno a la retención de los equipos de transporte”, coinciden los organismos.

En la perspectiva de la iniciativa privada (IP), en el contexto actual es básico contar con un clima de negocios productivo, para que las empresas pueden realizar inversiones, crear empleos, facilitar procesos de encadenamientos productivos y expandir sus operaciones a través de la constante innovación de productos.

Ante situación, la IP refrendó el compromiso de fomentar la recuperación económica que merece el país, “por lo que solicitamos contar con las garantías mínimas necesarias para continuar desempeñando con responsabilidad, eficiencia y seguridad, el compromiso social de abastecer el combustible que demanda la Nación”.

Los organismos firmantes solicitaron, “suspender las acciones indiscriminadas emprendidas por la CRE en las condiciones descritas anteriormente, se traducirá en eliminar el riesgo de afectar la economía familiar, y desalentar el desarrollo de la Industria Energética Mexicana".

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21