Infraestructura, financiamiento y evitar sobrerregulación, retos de la LGMSV

Al inaugurar como espacio de difusión los #TwitterSpaces, la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) convocó a especialistas de la logística y el transporte para abordar los temas de la propuesta de Ley General de Movilidad y Seguridad Vial (LGMSV).

Un común denominador de todos los participantes es que la LGMSV requiere definir elementos como el desarrollo de infraestructura para una movilidad segura, pero también para favorecer la logística eficiente. 

“Deben considerarse diversos esquemas de infraestructura como los accesos de carga y descarga, como es en la Ciudad de México, que sigue siendo el centro logístico más grande de México, no debe satanizarse al transporte y la logística”, destacó Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de ANPACT.

En el caso de la infraestructura enfocada a la logística se debe considerar el cumplimiento normativo, como la Norma Oficial Mexicana de conducción y pausa (NOM-087) para la cual se requieren de espacios públicos de diseño universal, como son los paradores seguros, destacó Patricia Vizcaya, directora jurídica y de normatividad de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP).

Al participar en esta plataforma, Salvador Saavedra, director de Entorno Industrial, enfatizó también en el tema de infraestructura y en el cómo esta ley se centra en la movilidad con un enfoque urbano y olvida la seguridad vial de las carreteras.

Dentro de los pilares de la seguridad vial se contempla a los vehículos más seguros, por eso los participantes en este ejercicio hicieron énfasis en que se debe fortalecer el marco regulatorio para garantizar que los vehículos cumplan con esa condición.

“Necesitamos vehículos más seguros, encaminados a mayor tecnología y más seguridad vial. Se debe exigir a todas las configuraciones que tengan la mayor tecnología, y también abordar el tema de la vida útil de los vehículos de carga”, consideró Leonardo Gómez, director general de ANTP.

Otro de los puntos coincidentes fue la necesidad de financiamiento precisamente para la modernización del parque vehicular, en donde Miguel Elizalde enfatizó que se requiere garantizar los recursos de financiamiento y por ello deben incluirse dentro de los objetivos de la ley.

La sobrerregulación fue otro de los factores que se alertan por parte de los organismos que participaron en este ejercicio, sobre todo, a partir de que el proyecto de decreto de esta ley considera dotar de autonomía a los municipios para implementar zonas de tránsito regulado, lo que podría afectar a la logística.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) identificó que existen 77 ciudades en 18 estados que ya implementan algún tipo de cobro o regulación al autotransporte, de ahí la importancia de tener un ordenamiento en este terreno que siga generando este tipo de decisiones locales.

De acuerdo con lo expresado por Patricia Vizcaya, se tienen pendientes 2 reuniones con los senadores impulsores de la LGMSV, por lo cual se debe seguir trabajando en este esfuerzo de generar conciencia con los legisladores y poder concretar un aparato jurídico que contribuya en mejorar las condiciones actuales.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @DidierRT / @GrupoT21