Urgen combustibles limpios para lograr compromisos climáticos: IRU

Diversos gobiernos y organismos multilaterales están realizando esfuerzos para lograr emisiones neutrales en carbono hacia 2050, un objetivo en donde las empresas productoras de vehículos han comenzado a hacer trabajos, no obstante, la International Road Transport Union (IRU) ha dicho que para alcanzar este objetivo es fundamental la disponibilidad de combustibles más limpios.

En un reciente seminario sobre combustibles, el eFuels Alliance, Matthias Maedge, director of Advocacy de IRU, expresó la necesidad que desde los diversos espacios legislativos se pueda considerar una gama de tecnologías para descarbonizar el sector del transporte por carretera.

De acuerdo con lo planteado por Maedge, la tecnología por sí sola no será suficiente para combatir el cambio climático. Si bien el debate público se centra en la tecnología de los vehículos, a saber, los vehículos eléctricos de batería (BEV) y el hidrógeno, es importante considerar todas las opciones de energía verde basadas en las emisiones del “pozo a la rueda”, independientemente de la tecnología utilizada. “Los combustibles a base de electricidad (e-combustibles) en forma líquida o gaseosa serán esenciales para descarbonizar eficazmente la movilidad de larga distancia y los servicios de transporte de mercancías”, comentó.

En su exposición planteó que los gobiernos ya están trabajando para descarbonizar, muestra de ello es el planteamiento que se hará desde la Unión Europea en julio próximo con el paquete “Fit for 55”. 

En Estados Unidos, la administración del presidente Joe Biden está presentando planteamientos para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. 

En tanto, China inició su trabajo con la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC) en mayo pasado, solicitando a sus provincias que presenten propuestas para hacer que el país sea neutral en carbono para 2060, a diferencia de la Unión Europea que tiene ese objetivo para 2050 o antes con más enfoque prescriptivo de la tecnología que se utilizará.

“No alcanzaremos nuestros objetivos climáticos sin una gama de combustibles alternativos para diferentes casos de uso. Las emisiones de CO₂ de estos combustibles deben medirse utilizando un enfoque de pozo a rueda que tenga en cuenta su verdadero impacto en el carbono, y para ello necesitamos políticas inteligentes. El alcance promedio del transporte de larga distancia es de 500 a 800 kilómetros, por lo que los operadores necesitan soluciones viables, y los combustibles bajos en carbono pueden ayudar”, sentenció Matthias Maedge.

DUBA

En México, como se recordará, en 2019 la Comisión Reguladora de Energía (CRE) otorgó una prórroga a Petróleos Mexicanos (Pemex) para que la disposición a nivel nacional del diésel de ultra abajo azufre (DUBA) se logre hasta 2025 y no en 2019 como se tenía estipulado.

En días recientes, diversos organismos de la industria del autotransporte hicieron público un estudio sobre la disponibilidad de DUBA a nivel nacional, en donde se presenta que mientras en 2018 se tenía una cobertura de 81%, para 2019 descendió a 75.2% y para 2021 continuó en caída, registrándose sólo en 72.6% de las estaciones.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21