Modificaciones tributarias al autotransporte impactaría en costos

En su versión anticipada sobre la Resolución de facilidades administrativas para diversos sectores de contribuyentes, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) planteó modificar el esquema bajo el que tributan el autotransporte de carga y pasaje, las cuales sólo están a la espera de confirmarse con su publicación del Diario Oficial de la Federación (DOF).

“En 2020 se tuvo la primera acción contra este grupo empresarial del autotransporte, al limitar la acreditación uso de autopistas hasta 300 millones de pesos, y ahora la siguiente modificación es la de limitar las facilidades administrativas de comprobación equivalentes al 8% sin exceder el millón de pesos durante el ejercicio”, destacó en entrevista con T21 Marcelo Flores, Socio fundador de la consultora LBM México.

La limitante del millón de pesos, en la perspectiva de Flores es uno de los factores que debe analizarse, toda vez que podría dar pie a principios de inconstitucionalidad, dado que hace diferencia entre el sector empresarial.

“Pensando en una empresa de 50 unidades, ese límite que se impone en la versión anticipada, se podría sobrepasar en un mes, no en el ejercicio”, alertó Marcelo Flores.

“De concretarse esta situación, se puede esperar que el autotransporte ajuste su estructura de costos, incluidas las tarifas de servicios para poder hacer frente a este nuevo esquema impositivo”, alertó Marcelo Flores.

Uno de los factores que pareciera que la SCHP no consideró, es que estas facilidades administrativas no motivan la formalidad del sector, dado que las empresas que lo hacían válido pagaban un impuesto del 16% del Impuesto Sobre la Renta (ISR), es decir no era un beneficio a cambio de nada.

Esta facilidad administrativa atiende la complejidad del autotransporte de operar en zonas en donde la formalidad no es íntegra, y donde los transportistas se tienen que enfrentar gastos en regiones o negocios que no cumplen con todos los esquemas para emitir comprobantes fiscales (CFDI), mismos que por la naturaleza de la actividad pueden superar el millón de pesos en el ejercicio, con lo cual esos montos que superen esta cifra tendrán que pagar una tasa íntegra del ISR de 30% no el 16 por ciento.

En la perspectiva de Marcelo Flores, este tema tendrá que ser analizado por el sector, en dado caso de que se oficialice en el DOF.
Al tiempo, llamó la atención a las empresas para que se revise, dado que se anticipa en el documento publicado en el sitio del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que para marzo habrán de considerarse los nuevos lineamientos, a pesar de que fueron publicados el 23 del mes, una vez que muchas empresas ya habrán realizado sus declaraciones correspondientes sin contemplar dicha limitante.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística.

Comenta y síguenos en Twitter: @DidierRT / @GrupoT21