Caen importaciones de diésel; proyectos para DUBA se estancan

La importaciones de diésel por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) han caído de manera importante en los últimos tres años, “un foco rojo” si se considera la dependencia que se tiene de este combustible por parte del parque vehicular pesado, además de que la oportunidad de generar Diésel de Ultra Bajo Azufre (DUBA) también está detenida.

El director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, comentó ayer durante su comparecencia ante la Cámara de Diputados, que del total de diésel que se importó en agosto pasado en México, el 58% lo adquirió la petrolera mexicana, en tanto que la participación de las importaciones de este combustible en las ventas de Pemex fue de 56 por ciento.

Lo anterior, junto con la participación que tiene la empresa productiva del Estado en la importación de gasolinas, la cual es de 70% en promedio, es un tema que el directivo consideró como “gravísimo”, y destacó en este sentido las acciones emprendidas para la rehabilitación de las refinerías, “y por eso la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas en la idea de ser autosuficiente”, agregó.

También te recomendamos leer: Diésel se vende hasta en 21.88 pesos; baja precio promedio en septiembre

Datos del Sistema de Información Energética (SIE) indican que en agosto de 2020 la importación de diésel fue de 109.89 miles de barriles diarios (mbd), mientras que en el mismo mes de 2019 se importaron 157.68 mbd, lo que significó un descenso de 30.30 por ciento.

En tanto, si se compara el volumen importado en agosto de 2019 contra el de igual mes de 2018, que fue de 226.96 mbd, la caída fue de 30.52 por ciento.

Mientras, en agosto 2017 la importación de este combustible fue de 214.46 mbd. Si se toma en cuenta el volumen importado en el octavo mes de 2020 contra el mismo mes de 2017, Pemex dejó de importar el 48.75% de este hidrocarburo.

Asimismo, Octavio Romero comentó durante la comparecencia que “los próximos 100 años el petróleo va a seguir moviendo al mundo: 97.3% de los vehículos del país se mueven con gasolina, 2.13% con diésel”, por lo que insistió en rehabilitación de las refinerías mexicanas y dijo que la disminución de las importaciones de petrolíferos se debe a que el mercado aún no se recupera de los efectos de la pandemia por COVID-19.

Romero Oropeza agregó al respecto que las 6 refinerías del país están siendo rehabilitadas desde hace 2 años para obtener más productos refinados con un menor grado de contaminación.

“Entonces, no somos ajenos al tema, nos preocupa mucho. Yo lo único que podría también sobre la mesa es que quisiéramos con toda el alma disponer del recurso necesario para hacer todas estas obras y reparaciones lo más rápido posible”, destacó.

Sin garantía de DUBA

A la caída de las importaciones del diésel se suma la falta de DUBA, combustible necesario para el buen funcionamiento de los nuevos vehículos que demanda la Norma Oficial Mexicana NOM-044-SEMARNAT-2017 que establece los límites máximos permisibles de emisión de contaminantes para vehículos con peso bruto vehicular mayor a 3,857 kilogramos con motores a diésel.

Datos de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) señalan que con base en un muestreo de 2019 el suministro de DUBA en México es del 75%, lo que frena la renovación de las flotas.

En esa vía el director general de Pemex dijo que en años pasados se determinó poner plantas DUBA en las refinerías, pero no se disponía de un presupuesto necesario.

“Desafortunadamente se tomó la decisión de iniciar prácticamente todas al mismo tiempo; un poquito cada una, ahora sí que muy democráticamente. ¿En qué acabó el tema? En que no se terminó ninguna y hoy tenemos detenidas las plantas DUBA que nos permitirían producir todo nuestro Diésel de Ultra Bajo Azufre”, comentó Romero Oropeza.

Asimismo destacó que lo ideal sería que se contara con el capital necesario para reactivar la refinación de los combustibles, sin embargo, enfatizó que por el momento Pemex no cuenta con estos recursos.

“Lamentablemente no lo tenemos; o sea, aquí es un tema de optar entre inconvenientes. El poco recurso que se tiene o el que se dispone, aquí se ocupa, pero estamos en la mejor disipación en el tema ambiental, no en el tema de que nos importa poco, es un tema de que no tenemos mucho”, comentó el directivo de la empresa productiva del Estado.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de octubre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx