"Envejece" la flota de unidades pesadas en México; establece récord de antigüedad

La antigüedad promedio del parque vehicular del autotransporte federal dedicado a servicios de carga fue de 19.15 años en abril de 2020, la más alta desde el año 2000, fecha en que se tuvo el primer registro y la antigüedad fue de 15 años en promedio, según datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

De acuerdo con información de la dependencia, en abril de 2019 la antigüedad de la flota de carga era de 17.84 años en promedio, lo que significa que a abril de este año aumentó 7.34%, o bien 1.31 años.

En cuanto a la antigüedad promedio de la flota del autotransporte federal de pasajeros, la SCT indicó que en el cuarto mes de 2020 se registró una edad promedio de 14.46 años, mientras que en igual mes de 2019 fue de 12.62 años, es decir, aumentó 14.58%, o bien, 1.84 años.

Si se toma en cuenta la antigüedad de la flota de carga y la de pasajeros, la edad del autotransporte federal es de 18.17 años en promedio, que comparados con los 17.08 años que registró en abril de 2019, significó un incremento de 6.38%, o de 1.09 años.

Cabe destacar que abril de 2020 estuvo marcado por los efectos de la pandemia sanitaria por COVID-19, la cual tuvo un impacto negativo en la venta de unidades nuevas, sin embargo, la información presentada por la SCT no cuenta con datos de enero a marzo sobre la antigüedad de flota, mismos que dejó de publicar en abril de 2019 de manera continua como lo había hecho desde sexenios pasados.

Te recomendamos leer: Nuevo plazo de NOM-044 brinda certidumbre, pero urge diésel DUBA

A decir de los productores y distribuidores de vehículos pesados en México, una flota obsoleta afecta directamente en la seguridad vial, en la emisión de partículas contaminantes y en los costos de los transportistas, por lo que diversos organismos como la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) se han pronunciado por la creación de incentivos gubernamentales para la renovación de la flota.

“Un vehículo pesado nuevo reduce gastos, aumenta seguridad vial y minimiza emisiones. El bienestar y la reactivación en México se mueven en vehículos pesados, por eso es indispensable implementar medidas que se vean reflejadas en el presupuesto de la federación de 2021 para que la reactivación no se quede sólo en buenas intenciones”, comentó Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de ANPACT en agosto pasado al dar a conocer el comportamiento de la comercialización de unidades pesadas.

En tanto, Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), con la caída del 40% de las ventas al menudeo de vehículos pesados registrada en agosto pasado y los efectos provocados por la pandemia sanitaria por COVID-19, la recuperación del mercado interno será lenta.

“Pero creemos que de cara al 2021 habrá oportunidad de ir recuperando de manera paulatina lo que son las ventas de vehículos pesados, también para ello es necesario retomar las propuestas que hemos planteado de los programas de estímulo para la renovación vehicular, sobre todo para el hombre-camión (1 a 5 unidades), y sobre ello estaremos trabajando tanto la AMDA como la ANPACT de la mano con las cámaras y asociaciones del autotransporte”, comentó en entrevista con T21.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21