Nuevo plazo de NOM-044 brinda certidumbre, pero urge DUBA

Distribuidores de vehículos pesados y transportistas consideraron positiva la propuesta de aplazar la vigencia sobre la importación y comercialización de vehículos pesados con Euro VI y EPA 10 (EPA-17), que dicta la Norma Oficial Mexicana NOM-044-SEMARNAT-2017, la cual establece los límites máximos de emisiones contaminantes para vehículos con motores a diésel con un peso bruto mayor a 3,857 kilogramos.

De acuerdo con integrantes de la industria del autotransporte, permanecer con el binomio Euro V y EPA 07 hasta el 31 de diciembre del 2021, y no hasta diciembre de 2020 como actualmente plantea la norma, dará mayor certidumbre a transportistas y distribuidores mientras el mercado se recupera ante la crisis provocada por la pandemia por COVID-19.

“Lo vemos favorablemente, de hecho es una propuesta que planteamos desde 2018 y a la actual administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Desde el inicio de sus responsabilidades le ratificamos el planteamiento y a lo largo de todo este periodo insistimos en la necesidad de la modificación de la NOM-044”, comentó a T21 Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Como T21 lo informó, en un anteproyecto presentado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ante la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), se plantea que el estándar Euro V y EPA 07 permanezca un año más para luego dar paso al binomio Euro VI y EPA 10 (EPA-17) a partir de 2022.

Te recomendamos leer: Semarnat propone aplazar cumplimiento de NOM-044

El representante de la AMDA explicó que con el cambio mencionado los transportistas tendrán mayor seguridad en la planeación de sus inversiones, ya que podrán adquirir un vehículo con tecnología Euro V / Epa 07 y reponer los vehículos obsoletos que les generen altos costos de operación.

“También debe haber empresas transportistas que dado su tipo de operación le resulte conveniente escalar a la última tecnología, y podrán tener disponible en el mercado mexicano estos vehículos. Esto nos genera certidumbre en la planeación de la oferta y la demanda del mercado mexicano”, agregó Rosales Zárate.

Para Alberto Rodríguez, vicepresidente de Kenworth BACE, contar con la tecnología vigente un año más es un paso positivo para la industria, ya que la tecnología Euro V es muy amigable con el medio ambiente y no requiere Diésel de Ultra Bajo Azufre (DUBA).

“Por otro lado, la mayoría de los clientes a penas están asimilando y logrando recuperar la inversión que ha significado el migrar de Euro IV / Epa 04 a Euro V/ Epa 07, por lo que llevarlos a inicios del 2021 a otro brinco tecnológico con la inversión inicial que conlleva esta nueva tecnología, es complicado para ellos”, comentó.

A decir de los fabricantes de vehículos pesados en México, todos están listos para escalar al siguiente binomio tecnológico (Euro VI / Epa 10), el cual hasta el momento está programado para iniciar en 3 meses.

"El objetivo que debemos tener es reducir las emisiones contaminantes, y lo que hemos dicho como industria automotriz es que estamos preparados para ofrecer en el mercado mexicano el más alto estándar de tecnología. Si no se cuenta con toda la infraestructura, el querer imponer por decreto la venta única de la tecnología más elevada, en lugar de contribuir a la reducción de emisiones, lo que estaríamos haciendo es incrementar las emisiones al retardar la renovación vehicular”, comentó al respecto Guillermo Rosales.

Retroceso

Aunque fabricantes, distribuidores y transportistas se alistaron para la transición tecnológica de los motores que reducen la emisión de contaminantes Euro VI / Epa 10, el tener que aplazar una norma por falta de cobertura al 100% de DUBA en todo el país es un retroceso, ya que por tercera vez se permite a Petróleos Mexicanos (Pemex) no garantizar el abasto del combustible en todo el país.

“Esto en virtud de que ha sido evidente a lo largo del tiempo que no contamos y no contaremos con el DUBA con cobertura en todo el país, más allá de poder garantizar su disposición, lo que hemos observado durante 2018 y 2019 es un retroceso en la participación disponible en el número de expendedores de este combustible”, destacó al directivo de la AMDA.

Al respecto, datos de la Asociación Mexicana de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) indican que entre el 80 y 85% de las estaciones de expendio de combustibles cuenta con DUBA.

“Todo esto lo que propició fue incertidumbre, además de que vender Euro VI / Epa 10 estaría generando que en los transportistas tuvieran una mayor inversión en la adquisición de los vehículos con esta tecnología, mayor gasto de mantenimiento si se descomponen por no manejar DUBA y además de que no estarían generando las emisiones contaminantes bajo las cuales se diseñó. Y eso sería un círculo perverso”, apuntó Rosales Zárate, por lo que se pronunció nuevamente por que el gobierno mexicano extienda incentivos para la renovación de las flotas.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21