Urge implementación y modificación de NOM-044 frente a COVID-19

Con la pandemia por COVID-19 y los altos índices de mala calidad del aire es necesario que la Norma Oficial Mexicana (NOM)-044-SEMARNAT-2017, Que establece los límites máximos permisibles de emisión de partículas contaminantes de vehículos automotores a diésel con peso mayor a los 3,857 kilogramos, se implemente para reducir la contaminación, comentaron especialistas del Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT por sus siglas en inglés).

“En la Ciudad de México el cambio tan importante que hubo para reducir las concentraciones de ozono contribuye con 1.9 años en incrementar la esperanza de vida para los habitantes, este resultado puede ser aplicable a otras ciudades de México, es decir, la esperanza de vida puede verse beneficiada si mejoramos la calidad del aire”, comentó Leonora Rojas-Bracho, coordinadora de Política Nacional Integral para la Gestión de Sustancias Químicas del ICCT, en el marco del webinar Modificaciones a la NOM-044, organizado por el Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire (OCCA) y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA).

En el contexto de la pandemia, esta hipótesis cobra mayor importancia ya que, de acuerdo con la especialista, se ha demostrado que el virus COVID-19 y la contaminación pueden ser una combinación peligrosa para la salud de los habitantes de las grandes metrópolis como Ciudad de México, Guadalajara o Monterrey, donde los índices de contaminación han rebasado los niveles recomendados por las organizaciones de salud.

“Dado que la exposición a partículas finas afecta a los sistemas respiratorio y cardiovascular, lo que sucede es que la severidad de los síntomas y el riesgo de muerte de pacientes de COVID se puede incrementar cuando conviven estos dos factores de riesgo”, explicó.

Por lo anterior, integrantes de diversas organizaciones que promueven acciones para mejorar la calidad del aire, piden a las autoridades de medio ambiente en México que la NOM-044 se aplique, ya que el próximo año se tiene prevista la transición a nuevas tecnologías que disminuyen la emisión de partículas de los vehículos pesados.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Sin embargo, desde agosto del año pasado la NOM-044 no se actualiza con base la modificación que se realizó a la NOM-016-CRE-2016, la cual permite a Petróleos Mexicanos (Pemex) un plazo de gracia hasta 2025 para garantizar el Diésel de Ultra Bajo Azufre (DUBA) en todo el país (la cobertura actual es de 80%) con lo que la NOM-044 tendría que ser modificada con base en esta condición, pero esto no ha sucedido.

En la perspectiva de Carlos Jiménez, Investigador consultor en el ICCT, “es posible aplicar la NOM-044 con menos del 100% de DUBA porque la norma sólo aplica a vehículos nuevos, no a la totalidad de la flota en circulación. Además, las compras de vehículos nuevos son por flotas más grandes, por eso el DUBA no será necesario en cada pequeña población durante los primeros años”.

A decir de los productores de vehículos pesados y transportistas, de no contar con el 100% del DUBA, las complicaciones logísticas para el reparto de mercancías serían mayores, ya que, por un lado, el suministro no está garantizado en todo el país y en todo el territorio debe llegar la carga, hay restricciones a la circulación en distintos estados, la inseguridad en carreteras es incontrolable, por lo que el abasto de combustible es indispensable, además de que esto genera incertidumbre para la renovación de la flota pesada, la cual tiene una antigüedad de 18 años en promedio, lo que aporta más emisiones contaminantes.

MODIFICACIÓN A LA NOM-044

Los fabricantes de vehículos pesados nuevos en México han propuesto a las autoridades federales que la NOM-044 se modifique para ampliar la vigencia de la producción de vehículos con tecnología EURO V / EPA 07 o que este binomio conviva con la transición del estándar EURO VI / EPA 10, mas no que se detengan, debido a que aún no se tiene la cobertura al 100% de DUBA, el cual se requiere para que este tipo de unidades circulen y puedan abastecer insumos esenciales como alimentos y medicamentos en todas las localidades del país.

Sin embargo, a solo unos meses de que se genere el cambio de motores planeado para 2021 EURO VI / EPA 10, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no se ha pronunciado al respecto, aunque los fabricantes de unidades están listos para esta transición desde 2014, pese a la incertidumbre que puede generar la falta de diésel UBA.

El punto medular donde convergen las distintas demandas de la industria, académicos, sociedad y autoridades federales es que la NOM-044 debe cumplirse para contribuir a la reducción de partículas contaminantes para mejorar la calidad del aire, disminuir la huella de carbono y con ello bajar los riesgos que se pueden producir en el marco de la crisis sanitaria por COVID-19.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21