Cintas retrorreflejantes para camiones, una obligación para la salvación

Para evitar una colisión vial entre unidades de carga y otros vehículos es necesario que las unidades pesadas cuenten con cintas retrorreflejantes en el tractocamión, en las cajas o tanques y en los dollys, una disposición que demandan diversas normas para la circulación del autotransporte.

“Un espejo es reflejante, reflejo mi imagen en el espejo. Retroreflejante quiere decir que la luz que incide dentro de estas cintas va a ser regresada hacia el emisor de la luz y se va a ver luz cuando estamos proyectándola”, explicó sobre la definición de cinta retrorreflejante, Salvaador Saveedra, director general de Entorno Industrial.

En el marco del webinar Cintas retrorreflejantes, organizado por el Consejo de Mantenimiento y Tecnología (CMT), el especialista en seguridad vial comentó que el uso de cintas retrorreflejantes nació como una obligación en Estados Unidos a principios de la década de 1990, ya que además de prevenir siniestros en carreteras, era necesario establecer las condiciones para su manejo por el tipo de orografía, por el tipo de transporte y por la intersección de las carreteras.

En México esta disposición está regulada por la Norma Mexicana de Seguridad-Cintas Reflejantes para Vehículos Automotores-Especificaciones, Métodos de Prueba e Instalación (NMX-D-225- IMNC-2017), y establecidas en el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, así como en las normas:

NOM-012-SCT-2-2017 Sobre el peso y dimensiones máximas con los que pueden circular los vehículos de autotransporte que transitan en las vías generales de comunicación de jurisdicción federal.

NOM-035-SCT-2-2010 Sobre las especificaciones mínimas de seguridad y de operación que deben cumplir los remolques, semirremolques y convertidores nuevos o usados.

NOM-068-SCT-2-2014 Sobre las condiciones físico-mecánicas y de seguridad para la operación en vías generales de comunicación de jurisdicción federal.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

El director de Entorno Industrial comentó que el uso de cintas retrorreflejantes además de hacer más visibles a los vehículos, puede evitar el incumplimiento de las normas que establecen su manejo.

“Hoy día solo existen infracciones en la Ciudad de México, (mientras que en el resto del país) solamente no pasarían la revisión y no tendrían su dictamen de NOM-068. El reglamento de tránsito de carreteras federales aún no establece sanciones por tener dañada o por no portar suficiente cinta retrorreflejante”, explicó.

Respecto a la aplicación de las normas, el también vicepresidente en la Rama industrial 105 de Canacintra, comentó que en México casi no se aplica la ley, desafortunadamente, aunque destacó que la colocación de las cintas retrorreflejantes en vehículos nuevos es responsabilidad del fabricante de unidades, según lo establecido por la NOM-035.

“Sin embargo, al haber regulaciones de tránsito que las hacen obligatorias como es la NOM-012 y la NOM-68, así como el reglamento de la CDMX, se hace obligatorio que el transportista de carga o pasaje sea el responsable de mantener la cinta en condiciones adecuadas”, agregó.

De acuerdo con Salvador Saavedra, uno de los principios básicos es que los vehículos de pasajeros deben usar cintas retroreflejantes de color rojo y blanco en costados laterales y posterior, y bandas retrorreflejantes de estos colores en la parte frontal de las unidades, mientras que para el transporte de carga se debe utilizar cintas de color rojo y blanco en costados y posterior, y cinta amarilla en la parte frontal.

El especialista en seguridad vial recomendó a los transportistas verificar las normas que regulan el uso de cintas retrorreflejantes y que sus unidades cuenten con este tipo de dispositivos en buenas condiciones, por lo que recordó que en México existen diversos fabricantes de estas cintas, quienes deben acreditar que las bandas cuenten con las condiciones de las autoridades y de calidad.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21