Ciberseguridad, “arma” para combatir el robo al transporte

Te presentamos una nueva edición de Diálogos Empresariales de Logística, con el tema: “Ciberseguridad en el transporte de mercancías”.

La pandemia por COVID-19 orilló a todos a tomar las riendas de la tecnología por la fuerza. En un mundo en el que cada día se realizan esfuerzos por estar 100% conectados, la seguridad cobra un papel importante en las cadenas de suministro tanto al interior como al exterior de las empresas.

“Ahora todo lo que tiene que ver con el acceso a la información corre sobre vías públicas, estamos utilizando diferentes carriers en diferentes momentos. En el trabajo puedes estar consultado información de tus vehículos en tu teléfono en una aplicación, corriendo sobre un carrier con una tecnología IP y además puedes estar en tu empresa corriendo sobre tu VPN, pero tienes que mandar mensajes a las autoridades; entonces esa combinación vuelve riesgoso donde está toda la información”, comentó David Román, director general de LoJack México.

En ese tenor, especialistas en transporte y seguridad hablaron sobre la importancia y las tendencias que hay en sistemas y dispositivos para proteger bienes, vehículos y operadores durante el panel Ciberseguridad en el transporte de mercancías, organizado por Grupo T21, en el marco de Diálogos Empresariales de Logística.

En su presentación el director general de LoJack planteó que la revolución tecnológica ofrece al mercado del transporte diversas alternativas para protegerse en toda la cadena, aunque “la parte más importante de resguardar la información es tener un receptáculo único si es posible y que esté bien resguardado en un data center grande y con capacidad de vigilancia 24/7 y con todas las herramientas de monitoreo posible”, consideró.

Sin embargo, al problema de inseguridad que permea en México se suma la pandemia por COVID-19, un factor al que las empresas deben adaptarse, “la delincuencia en el robo de mercancías desde hace 25 años ha sido un problema que ha sido poco controlable y definitivamente creo que la pandemia le meterá muchísima más presión a los temas de riesgo social que no se tenían anteriormente”, comentó Rubén Almonte, director general de Skyangel.

Para Guillermo Godoy, director comercial de ILSP, además de la presión que pudiera ejercer la crisis por COVID-19 y la propia violencia endémica del país, las empresas enfrentan otro enemigo que es la respuesta tecnológica de la delincuencia en el combate al robo de mercancías, un fenómeno que proveedores de soluciones en seguridad, usuarios y transportistas deben enfrentar de manera conjunta.

“Este año, por demás complejo, ha transformado muchísimas formas de operar y va a seguir generando unas serie de condiciones ideales para que la delincuencia siga actuando”, comentó.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Entre esas condiciones destacó la caída de la actividad económica en México y el desempleo como un aliciente para que criminales roben mercancías al autotransporte y alimenten la informalidad de los mercados.

“Entonces el gran desafío que tenemos es cómo a partir del uso de la tecnología, de todos nuestros modelos podemos contener el robo. Creo que el enfoque tendrá que estar en ir fortaleciendo nuestros modelos preventivos a partir de las tecnologías. Se acelera el uso de la ciencia de datos y de la inteligencia artificial”, explicó.

En ese contexto Javier Robles, director corporativo de RP y Ventas de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI), dijo que México carece de una cultura de seguridad, por lo que destacó la importancia de fortalecer la seguridad desde el interior de las empresas canalizando esfuerzos en la captura de personal y la capacitación del talento humano.

“Debemos tener muy presente los nuevos perfiles de trabajadores, el reclutamiento de personal, actitudes diferentes, los mecanismos de selección deben ser más rigurosos en cuestión de contratación”, comentó.

Asimismo, resaltó la importancia del uso de la información como una herramienta preventiva, ya que “estamos acostumbrados a ser más reactivos que preventivos y la seguridad es netamente prevención a través de procedimientos. El delincuente lo que busca son oportunidades, muchos de los robos a transporte ya están 'puestos'", explicó.

En ese sentido mencionó que por ello es importante desde las compañías eliminar todos los factores de riesgo que puedan incidir en el robo de la carga. “Por eso lo llamamos delincuencia organizada, la delincuencia organizada se encarga de infiltrar gente que sabe manejar un tráiler, como quitar la caja (...) entonces es una seguridad corporativa que se tiene que generar, desde los mismos directores, se tiene que tener una balanza y llevar la inversión en tecnología”, dijo.

Al respecto Víctor Presichi, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV), comentó que es preciso voltear a ver la fuga de información desde el interior de las empresas y mantener toda la tecnología en el resguardo de toda la cadena ya que, “más que entrar y hackear un dato como tal, los delincuentes buscan tumbar el sistema por completo”.

Lo anterior condujo a los panelistas a plantear la idea de que las empresas deben blindarse desde todos los frentes, incluso de los propios fabricantes de dispositivos de seguridad, quienes podrían estar alimentando la cadena del delito.

Otro tema que plantearon los especialistas en seguridad del transporte es el uso del jammer, el cual está contemplado como un delito gracias a la iniciativa que presentó la ANERPV para su regulación, un paso adelante en el combate al robo de transportistas.

Pero asegurar la cadena de suministro, no sólo se trata de la tecnología y los procesos internos de cada empresa, es también observar toda la cadena de forma integral. “La economía global nos está dando una oportunidad de crear cadenas de valor multinacionales en donde realmente el valor que se va agregando eslabón tras eslabón es muy valioso y una mercancía puede llegar valiendo 3 o 4 veces más”, agregó el director de LoJack.

Al respecto, el directivo de Skyangel consideró que el mayor riesgo se encuentra cuando la carga está en movimiento, por es imperante contar con dispositivos de monitoreo, sobre todo en un contexto donde el robo de mercancía ha quedado impune por muchos años en México.

Por ello el director corporativo de GMSI recomendó a los transportistas mantener un sistema global de seguridad donde haya promotores de la seguridad, planes de inversión, sinergia de áreas clave, ciclos de revisión para la actualización de procedimientos.

Los especialistas también alertaron sobre los riesgos en carreteras ante el incremento del comercio electrónico derivado de la pandemia. “Hay un tema de seguridad de datos, pero también creo que la industria del comercio electrónico y la tendencia tecnológica lleva a que esos datos tengan un uso en beneficio de un negocio”, dijo el director comercial de ILSP.

En resumen, los panelistas aseguraron que la mejor “arma” para combatir el robo al autotransporte es el uso de las tecnologías, visualizar la seguridad en toda la cadena de suministro y crear sinergias con las autoridades para disminuir esta incidencia del delito.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de agosto en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx