Arranque de operaciones permitirá atender sectores esenciales: Kenworth

Con la publicación de los Lineamientos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral, que permite a diversas industrias reactivar operaciones, los productores de equipo pesado podrán regresar a sus actividades en las líneas de manufactura, situación que favorecerá la atención del mercado que demanda estos vehículos.

Con la presencia de la pandemia COVID-19 y el paro de actividades en diversos sectores industriales, se obtienen ganadores y perdedores de esta actividad, es decir, aquellos que tuvieron una baja sensible en sus movimientos, mientras que otros tuvieron incrementos.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

“El mercado está ansioso por arrancar y una muy buena parte de camiones está en la línea de producción para atender a las industrias esenciales”, comentó a T21 Luis Reyes, Director Comercial de PACCAR México.

En la perspectiva de Reyes, dentro del segmento de ganadores están los esenciales como artículos de salud, alimentos y consumo que se encuentran dinámicos; así como otros como paquetería, e-commerce y bebidas, incluidas las alcohólicas están en ese mismo terreno.

En el otro extremo, están los que han sido los perdedores con esta pandemia como la automotriz, las actividades de comercio exterior por frontera y puertos, así como el rubro de combustibles por autotanque.

Derivado de la presencia del COVID-19, los resultados en ventas de unidades durante los periodos de abril, mayo y junio se verán incididos en sus resultados, no obstante, Luis Reyes comenta que hacia el final del 2020 el mercado será apenas menor que los registros de 2018.

En la perspectiva del Director Comercial de PACCAR México, controladora de la marca Kenworth Mexicana, el comparar las ventas de unidades sólo contra 2019 crea una alteración por el efecto de precompra que se tuvo en el primer semestre del año anterior, mismo que incidió en el resultado total.

“La evaluación del año tiene que ser integral. El primer bimestre tuvo un comportamiento bajo en volumen para Kenworth, pero no así en participación de mercado, donde crecimos cuatro puntos porcentuales en menudeo y cinco en mayoreo”, refirió. Con base en lo expuesto, el arranque bajo del año ocasionará un “bache” que se traducirá en colocar tres mil unidades menos.

Con base en las estadísticas de unidades emplacadas ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), al cierre de abril se han registrado tres mil 322 tractocamiones, de ellos, mil 433 corresponden a Kenworth, 950 a Daimler Trucks México y 545 para Navistar International.

Comenta y síguenos: @DidierRT / @GrupoT21