Con agua y “jabón” blinda tu camión de COVID-19

El Consejo de Mantenimiento y Tecnología (CMT) México lanzó una serie de recomendaciones para que transportistas y operadores blinden sus unidades con una correcta desinfección para evitar la propagación de COVID-19 (coronavirus).

En el webinar Sanitización y desinfección de cabinas de camión, Fermín Luis Torres, integrante del CMT, explicó que bajo un contexto en que se intenta aplanar la curva de muertes e infectados por COVID-19, es necesario capacitar a operadores con las mejores prácticas por lo que recomendó a los transportistas ceñirse a la Práctica Recomendada (PR) 443 que se desprende del Technology and Maintenance Council (TMC).

“Es la guía de limpieza y desodorización de cabinas de vehículos, pero más que nada es lo que motiva al transportista a realizar un un programa de limpieza, asegurarse que el vehículo está limpio cada vez que va a realizar un viaje, e incluso se puede utilizar también para hacer la limpieza de las áreas de carga”, comentó el también Gerente General en Keego, proveedora de soluciones y mantenimiento para flotas.

De acuerdo con Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, al 6 de mayo de 2020 se registraron 27 mil 634 casos de personas con COVID-19 y dos mil 704 defunciones.

En ese contexto, el especialista en mantenimiento recordó que el 80% de las mercancías en México se mueven en autotransporte, por lo que los operadores pueden estar expuestos a contagios fácilmente o ser portadores del virus aún cuando están sanos, por ello expuso que es importante seguir todas las medidas necesarias para evitar la propagación de coronavirus.

¿CÓMO HACERLO?

Para realizar una limpieza correcta de las cabinas se requiere un bidón, un atomizador, pastillas de dióxido de cloro o hipoclorito de sodio, o bien, cloro de uso doméstico, tiras reactivas y etiquetas.

De acuerdo con el integrante del CMT lo primero que se debe hacer es prevenir cualquier tipo de riesgo, por lo que recomendó el uso de guantes y cubrebocas, además de trazar un cerco de protección alrededor de la unidad.

“ Hay que tener en cuenta que se van a liberar gases durante el procedimiento, lo que puede afectar ojos, nariz y piel, por eso es importante también mantener el área ventilada”, destacó.

Dicha solución desinfectante se prepara en el bidón con una pastilla de dióxido de cloro por cada cuatro litros de agua, o bien, 15 mililitros de cloro doméstico por cada litro de agua. Lo importante es mantener esta solución a 500 partes por millón en un contenedor opaco y en lugar seco.

“Hay que verificar la concentración, es muy importante cuando no se tiene clara la concentración del cloro o de las tabletas, para ello se usan las tiras reactivas”, agregó.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

Una vez preparada la solución se debe dejar reposar según las indicaciones del producto ya que hay pastillas que tardan de 30 minutos a cuatro horas según sea el caso. Posteriormente se vacía la preparación en el atomizador y se agita fuertemente durante 10 segundos.

El proceso, dijo el especialista, es sencillo, pues antes de aplicar la solución es necesario limpiar todas las áreas de contacto, para después rociar el líquido con el atomizador. Al respecto, Fermín Torres indicó que se deben rociar las superficies de arriba hacia abajo, dejar que todas las áreas se humedezcan durante cinco minutos sin escurrir para que el resto se evapore.

"Es importante que se ventile el vehículo, pues el atomizado va a generar vapor y éste es irritante. La solución no se debe secar directamente con un trapo sino que se puede hacer con un ventilador; las zonas sólidas se secan entre cinco y 15 minutos y la vestidura de 30 a una hora. Finalmente se puede regresar el vehículo a servicio”, detalló el especialista en mantenimiento. Dicha recomendación debe realizarse preferentemente cada que la unidad llega a base.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21