Emergencia sanitaria por COVID-19 afecta a 85% de las transportistas

Las medidas implementadas por el gobierno federal sobre el cese de las actividades económicas determinadas como no esenciales debido a la pandemia por COVID-19 ha afectado las operaciones del 85% de las empresas del autotransporte en México.

“El 85% de las empresas no está operando con regularidad, no está operando adecuadamente. Algo que me preocupa de sobre manera es cómo esto le está impactando al pequeño y mediano empresario, esos sí están en riesgo de desaparecer”, dijo Enrique González Muñoz, Presidente Nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), durante la conferencia denominada Tercer Informe Semanal sobre la Economía, las Empresas y el Empleo en COVID-29, organizada por la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

De acuerdo con el representante de los transportistas, mediante la Encuesta para medir el impacto del autotransporte de carga ante COVID-19, se encontró que de mil 242 empresas que respondieron el 85.5% tuvo una disminución de sus ingresos en un promedio de 41 a 50 por ciento.

Enrique González detalló que del universo anterior el 57.5% de las micro empresas encuestadas vio una reducción en sus ingresos del 91 al 100%; mientras que el 47.4% de las empresas pequeñas redujo sus ingresos en un margen de 71 al 80 por ciento.

En tanto, el 29.2% de las empresas medianas indicó ver una reducción de sus ingresos del 1 a 10%, y el 17.7% de las grandes compañías tiene reducciones entre el 11 y 20 por ciento.

En ese sentido, explicó que las empresas pequeñas y medianas están enfrentando sobre todo la baja de ingresos debido al cese de las operaciones de los sectores clasificados como no esenciales, el pago de gastos fijos y la nómina de sus trabajadores.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

González Muñoz agregó que actualmente opera el 64.4% del parque vehicular destinado al transporte de carga, y lo hace con irregularidades. Al respecto, destacó que el transporte de la industria automotriz opera al 0%, el dedicado al traslado de hidrocarburos lo hace al 65%, el de calzado, textil y manufactura al 0%, mientras que el de alimentos al 90 por ciento.

“La industria cervecera no está operando hoy, qué va a pasar con la malta y la cebada que se requiere para el proceso de la industria cervecera, se está perdiendo y dejamos de tener esa movilidad”, expresó.

Por otro lado, en materia de seguridad alertó que pese a que los robos bajaron 19.37% en el primer trimestre de 2020 en comparación con igual periodo de 2019 a nivel nacional, se detectó un nuevo modus operandi de los delincuentes, el cual consiste en poner piedras en las vialidades para desviar a los vehículos para que después sean saqueados.

“En la situación económica del sector del autotransporte tendremos que cuantificar el daño posteriormente para que una vez que lo tengamos concluido, después de la crisis, podamos tomar las medidas para seguir subsistiendo y seguir siendo transversal en toda la industria. Tenemos muy claro el deber que tenemos”, agregó.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri / @GrupoT21