Motores a diésel revolucionan por la eficiencia energética

A menos de un mes de que entre en vigor el Acuerdo de París, en el que México se comprometió a reducir 25% sus emisiones de gases de Gases de Efecto Invernadero (GEI), es importante saber qué avances ha tenido el sector transporte en materia de eficiencia energética.

En esa vía, la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUE) realizó el webinar Movilidad de mercancías en México: eficiencia de los motores diésel, una presentación en la que se habló sobre la labor de las armadoras de vehículos pesados y las nuevas tecnologías que se han desarrollado en el país para cumplir con la meta de dicho Acuerdo.

“Estamos conscientes que nosotros al ser comercializadores de transporte estamos ofreciendo un producto que ya emite contaminantes al operar. Nuestro objetivo es colaborar con esto, si al final vamos a seguir produciendo contaminantes, lo que necesitamos es reducirlos lo más que podamos o poder tener el desarrollo tecnológico que nos permita erradicarlos”, comentó Jessica Ishihara, Gerente de desarrollo de productos de Hino Motors Sales México.

De acuerdo con la especialista en transporte y comercio internacional, México ha tenido avances tecnológicos en el transporte de mercancías para reducir las emisiones de los motores a diésel, sin embargo, a diferencia de otros países como Japón, aún enfrenta rezagos en infraestructura, políticas públicas e incluso en ideología. “No sólo es el vehículo, es el operador, la infraestructura, la logística y el vehículo", agregó..

También recordó que uno de los pasos que ha dado México hacia la transición tecnológica para el transporte ha sido la Norma Oficial Mexicana (NOM-044)-Semarnat-2017, que establece los límites máximos de emisiones contaminantes para vehículos nuevos con un peso bruto vehicular mayor a tres mil 857 kilogramos que utilizan diésel.

Sin embargo, aunque los diversos fabricantes de camiones que operan en México se han alineado con la normatividad, aún existen “huecos” que el gobierno debe cubrir, entre estos, ofrecer diésel de Ultra Bajo Azufre (UBA) e infraestructura para poder asegurar la circulación de las unidades que ya cuentan con la tecnología necesaria para reducir emisiones y generar ahorro en el consumo de combustible.

Datos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) indican que sólo el transporte aporta el 26.2% de las emisiones GEI, por lo que México además de reducir el índice de contaminación tiene el compromiso de generar el 35% de energía limpia. Por ello, otros fabricantes de camiones pesados como Daimler, Volvo, Kenworth, Isuzu, Scania, entre otros, han modificado sus motores para cumplir con las normas ambientales, como la NOM-044.

“Desde 2013 introdujimos el vehículo híbrido en rango medio, pero nos percatamos de la renuncia del sistema y gran parte era por una cuestión ideológica”, comentó Jessica Ishihara. En ese sentido, destacó que se realizan diversas acciones para capacitar a los clientes de las armadoras ya que no sólo se trata de normas y motores eficientes, sino de un cambio de perspectiva respecto al medio ambiente y al uso de de la tecnología, por lo que recomendó también cursos para transportistas y operadores, “para que sepan aprovechar esa tecnología”, comentó.

Comenta y síguenos en Twitter: @XanathLastiri