SCT debe publicar lineamientos para revisión de dollys

A más de un año de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dispusiera el emplacamiento de los convertidores (o dollys) en la Norma Oficial Mexicana NOM-012-SCT-2-2017, aún no se establecen los lineamientos para su verificación, por lo que fabricantes piden que la norma sea actualizada antes de que se renueven las revisiones en los centros de inspección físico mecánica.

"Los lineamientos no han sido publicados, ni siquiera para consulta pública. Hoy día no se está haciendo nada con los dollys y tampoco se ha iniciado el proceso de darles placa, y en tanto no se haga, cualquier dolly pueden seguir circulando", comentó a T21 Salvador Saavedra, Presidente de la Rama Industrial 105 de Fabricantes de Remolques y Semiremolques de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Lo anterior, luego de que en diversas ocasiones el Director General de Autotransporte Federal, Salomón Elnecavé, anunciara al gremio del autotransporte que próximamente se reanudaría la inspección de los sistemas de acoplamiento.

Según el funcionario, el objetivo es que el 100% de estas unidades sean inspeccionadas para reducir el riesgo de accidentes en carreteras por fallas mecánicas en los dispositivos, por lo que la SCT lanzó el Foro Nacional para el Desarrollo de la Verificación en el Autotransporte Federal.

En ese sentido, el representante de la Rama 105 estimó que cerca de 20 mil convertidores, de un parque de 50 mil que se calculan en el país, no cuentan con las condiciones de seguridad.

"Hemos visto fabricantes que no cumplen. Mucha gente supone que cumple, pero no sabe que no lo hace", comentó.

Detalló que aunque las reglas son claras respecto a que tengan frenos ABS, suspensión neumática o que la capacidad mínima de arrastre sea clara, "hay muchas cosas que han obviado algunos fabricantes, sobre todo de la NOM-035 y que les hacen falta".

Para Germán Olivares, representante de marketing de Gabriel Equipos de Transporte, "la idea de revisar los convertidores es buena, y que se cumpla con todos los estándares de calidad y seguridad, pero la forma de implementarlo es lo que puede crear confusión, es decir, cómo van a revisar si aún no dicen cómo", opinó.

En el primer trimestre de este año la SCT realizó la primera inspección de los sistemas de acoplamiento, sin embargo los lineamientos actuales impedían que todos los convertidores fueran inspeccionados. Por un lado, por la falta de posibilidades operativas de la propia dependencia, la cual, finalmente decidió que fuera en las unidades de verificación autorizadas.

"Los lineamientos decían que los dollys que hayan sido fabricados posterior a la vigencia de la norma y que hayan tenido una carta de cumplimiento del fabricante, le autorizaban las placas, pero la SCT se dio cuenta que aunque emitieron la constancia no se cumplían las reglas", explicó Saavedra.

En tanto, Carlos Santana, Director General de Remolques Lozano, comentó que hasta el momento las reglas de la normatividad en materia de seguridad son claras y que en los cambios que lleguen a realizarse debe permanecer la transparencia y la industria deberá asumirlos a favor de la seguridad vial.

"El emplacamiento del dolly es una responsabilidad compartida y solidaria entre fabricantes y transportistas porque para poder acreditar el emplacamiento es necesario el cumplimiento de las normas, en ese sentido, nosotros no vemos mayor problema, mas bien vemos una responsabilidad solidaria" comentó.

Comenta y sígueme en Twitter: @XanathLastiri