Semáforo de la seguridad vial

Cada año mueren en promedio 24 mil mexicanos por hechos viales. El daño para una familia es irreparable, al país le cuesta 3% del Producto Interno Bruto, doblega costos a los transportistas y puede provocar el desprestigio de una empresa. Implementar estrategias que garanticen seguridad, es la apuesta para reducir muertes y colocarse en la preferencia del mercado.

Especialistas en seguridad del autotransporte consideran que el precio de no contar con un mecanismo que inhiba los siniestros oscila entre 15 mil y 130 mil pesos debido a los costos del impacto, el tiempo que tarda la unidad en el taller, penalizaciones por no cumplir con las entregas, grúas, y más, en esto último habrá que considerar el impacto en la reputación de la marca.

"Tener una flota segura requiere más que una inspección mecánica o aseguranza, es crear sistemas de gestión,cultura de responsabilidad y buscar modelos de certificación", identifica Enrique Beltrán, Director de Logistics Assistance Group,

“Es más factible hacer ese clic, se establecerá la cultura de prevención, que después se convierte en una carta de presentación”, coincide Miguel Guzmán, Director General de Seguridad Vial del Centro de Experimentación y Seguridad Vial México (CESVI).

¿Cómo lograr ser una empresa que reduzca el número de fallecimientos por hechos viales y lograr posicionarse en el mercado con una estrategia de seguridad vial exitosa? Especialistas en transporte lo explican en la edición Impresa de marzo de la Revista T21. Te invitamos a dar clic aquí para continuar leyendo.

Comenta y sígueme en Twitter: @XanathLastiri