Hino Motors replantea estrategia productiva y comercial

GUADALAJARA, JAL.- El fabricante japonés de vehículos pesados de la familia Toyota, Hino Motors, recientemente modificó su estructura productiva, comercial y de postventa, para atender una mayor demanda que ha observado en el mercado mexicano.

Altos directivos en el país y de su matriz nipona dieron detalles de estos cambios -en el marco de Expo Transporte 2017- y que vienen acompañados de una mayor coordinación global en su cadena de valor.

La perspectiva de la demanda de vehículos para Hino es cerrar este año con poco más de tres mil unidades vendidas en el país, mientras que para 2018 el número se elevaría a cuatro mil y más de cinco mil para 2020, precisó Nozomu Harada, Presidente y Director General de Hino Motors Sales México.

El constante crecimiento en la demanda de sus vehículos -camiones de carga y de pasajeros- les obligó también a plantear un modelo de entrega distinto, que pasó desde seis a ocho meses a tan sólo un día.

Alfredo Rosas, Gerente de Producto, explicó que en vez de contar con una producción sobre pedido ahora será anticipada, es decir, su planta de ensamble de Silao, Guanajuato, trabajará constantemente para cubrir un inventario base de unidades y que serán colocadas en su red de concesionarios y almacenes.

Harada adelantó que crecerán de uno a tres almacenes, sumando Culiacán (Sinaloa) a finales de este mes y Mérida (Yucatán) para mayo próximo.

“Los pedidos (de piezas) se están realizando desde anticipado a Japón y Estados Unidos para adelantar el tiempo de ensamble en la planta (de Silao). La capacidad de producción de planta son 10 unidades al día y es muy flexible (al poder ensamblar distintos vehículos en una sola línea) en un solo turno”, dijo Rosas.

Hino Motors presentó en esta edición de Expo Transporte 2017 los modelos híbridos de su Serie 300 en su segmento especializado de reparto de carga citadina en zonas restringidas (centros históricos o pueblos mágicos); además de las Series 500 y 700, camiones y tractocamiones de motores a diesel para rutas interurbanas.

A su vez, también se encuentra exhibiendo sus camiones de pasajeros para el transporte urbano, en motores delantero y trasero, apoyados por sus carroceras Ayco y Beccar para su ensamble en el país.

El Presidente y CEO de Hino Motors, Yoshio Shimo, presente en el evento, adelantó que la armadora se encuentra aplicando un nuevo modelo de “soporte total” en el servicio de postventa.

Lo anterior, según explicó con mayor detalle Nozomu Harada, representa acciones dirigidas hacia los dueños de las unidades, el jefe de flota y el operador, todas enfocadas a maximizar el uso de las unidades y reducir los costos de operación.

“Vamos a crecer por calidad”, dijo Harada, quien precisó que para el próximo año esperan contar con al menos 100 puntos de servicio en todo el país.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21 / ENVIADO