SAT libera folios de chatarrización para empresas

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer la “Primera resolución de modificaciones a la resolución miscelánea fiscal para 2017 y sus anexos 1, 1-a, 5, 7, 14, 15 y 16-a”, en donde se modifican asuntos relacionados con los vehículos que podrán ser destruidos en 2017, bajo el programa de modernización, también conocido como Chatarrización.

Elim Luviano, Encargado del Despacho de la Dirección General de Autotransporte Federal (DGAF) comentó a T21 que con esta resolución se autoriza que los dos mil 920 folios tipo A asignados a personas físicas hombre – camión (hasta con cinco unidades), podrás ser utilizados por las personas morales y personas físicas (con más de cinco unidades) Serie C y B, respectivamente.

“Las gestiones han permitido que se elimine la distinción de los folios. Una vez que los folios se habían terminado (Series B y C), el programa se detuvo”, comentó Luviano.

Otro punto que destacó el responsable de la DGAF una vez que Adrián del Mazo renunció al puesto en semanas pasadas, es que de agotarse los dos mil 920 folios que se tienen, se podrían generar tres mil folios adicionales para usarse de forma exclusiva para el hombre – camión.

“Una vez agotado el monto máximo de 6,000 vehículos a que se refiere el párrafo anterior y en el caso de que existan solicitudes para destruir vehículos propiedad de personas físicas dedicadas al autotransporte federal de carga, de pasajeros o de turismo que sean permisionarios de hasta cinco unidades vehiculares, el SAT podrá autorizar la destrucción de dichos vehículos hasta cumplir con el número de 3,000 vehículos usados para destruir en el año de calendario de 2017 para dichas personas, previsto en el artículo 1.7 del Decreto a que se refiere este Capítulo”, precisa la resolución en el punto 11.4.19.

Ayer al dar a conocer las cifras de venta de unidades en abril, Miguel Elizalde Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), expresó que el comportamiento era resultado de las restricciones que tiene el programa de no poder aprovechar los folios por todos los participantes del mercado.

De hecho precisó que en 2014 cuando se lograron destruir siete mil 252 unidades, se tienen registro de que 35 de cada 100 tractocamiones vendidos se realizaban bajo el programa de renovación.

En abril las ventas del segmento de carga cayeron 18.7% respecto al mismo ciclo del año anterior, para ubicarse en dos mil 346 unidades. En el segmento de tractocamiones el descenso fue de 16.4% para ubicarse en mil 243 unidades.

Elim Luviano confirmó que desde la dependencia se está trabajando en el comunicado para que todos los centros de destrucción reactiven el programa, al tiempo que también se entrará en contacto con los Centros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Comenta y sígueme en Twitter: @DidierRT