Transportistas deben analizar viabilidad de depreciación inmediata

El decreto presentado por el Gobierno Federal para lograr la “Deducción Inmediata de Bienes Nuevos de Activo Fijo para las Micro y Pequeñas Empresas (Mipymes)”, y que en el caso de autotransporte de carga y pasaje alcanza una tasa de 93% para 2017 y 87% en 2018, debe ser analizado financieramente por las compañías.

Luz Elena Jurado, Directora General de Volvo Financial Services México (VFSM) explicó que este decreto es una vía importante para que el pequeño transportista pueda reducir su carga fiscal en el año, pero para ello requiere de hacer un análisis financiero.

“El transportista debe trabajar en la estrategia fiscal del año y con ello identificar si la depreciación contribuye en su carga fiscal”, agregó Luz Elena Jurado.

El decreto determina que las Mipymes que quieran acceder a este estímulo debieron de haber facturado 100 millones de pesos en el ejercicio anterior.

Para Mario Ríos, Socio del Área de Impuestos Corporativos de la consultora KPMG México, las empresas transportistas deben hacer un análisis preciso en donde se pueda proyectar las utilidades que se podrían generar en el año y con base en ello determinar los estímulos que deben aplicar.

Además de la depreciación, el sector de autotransporte tiene otros incentivos como el acreditamiento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en el pago del diesel, así como un estímulo por el pago de peajes; en todos los casos se aplica contra el Impuesto Sobre la Renta (ISR), por ello es importante que hagan esa valoración y se determine el tipo de instrumentos a emplear, consideró Ríos.

Comenta y sígueme en Twitter: @DidierRT