Incentivos temporales favorecerían adopción de NOM-044: OCDE

La Norma Oficial Mexicana NOM-044 que establece los límites máximos para la emisión de motores diesel, se encuentra en fase de ser aprobada y definida su nueva vigencia, situación que mantiene a la industria del autotransporte al pendiente por el impacto que ello implica.

Ante esta situación, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomienda que para promover la adopción de los nuevos límites, “pueden introducirse incentivos fiscales temporales y puede haber oportunidades de introducir nuevos incentivos para la adopción temprana o transitoria de los estándares vehiculares”.

En el documento “Revisión de la Regulación del Transporte de Carga en México” realizado por el organismo internacional refiere que “los fabricantes tienen poca dificultad en cumplir con los nuevos estándares, los cuales ya han cubierto en otros mercados norteamericanos”. Una de las condiciones que se tienen para la incorporación de la nueva tecnología es la disposición de diesel de ultra bajo azufre, el cual refiere OCDE se tiene disposición en 30% del territorio nacional.

De acuerdo con el proyecto de actualización de la NOM-044, la misma entraría en vigor a mediados de 2018, no obstante, luego de aprobarse la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016 referente a la calidad de los combustibles el diesel UBA estaría disponible en el país hasta finales de este año.

Miguel Elizalde Lizarraga, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) ha manifestado que el tema de incentivos es fundamental para poder incorporar la nueva tecnología que llega a tener un sobre precio de al menos 20% sobre los actuales motores.

Aunado a lo anterior, la industria del autotransporte solicita certeza en cuanto a la fecha de implementación, en la perspectiva de Stefan Kürschner, Presidente y Director General de Daimler Vehículos Comerciales México, es fundamental tener el plazo definido para poder capacitar a la red de distribuidores sobre la nueva tecnología y también para que los transportistas, que serán quienes paguen estos equipos, puedan considerarlo en su plan de negocios.

La OCDE refiere que la actualización de tecnología permitiría incorporar en el mercado mexicano los estándares EPA 10 y Euro VI. Ello permitiría alinear el marco regulatorio de México a los estándares internacionales, de hecho el Consejo Internacional para el Transporte (The International Council on Clean Transportation) estima que en el periodo 2018 – 2037 los estándares más estrictos redundarán en un beneficio neto para el país de 123 mil millones de dólares, evitando 55 mil muertes tempranas a causa de la contaminación del aire.

Comenta y sígueme en Twitter: @DidierRT