Incremento gradual del diesel afecta negociación con clientes

Ante la propuesta que existe de que el precio del combustible en 2017 se liberalice de forma gradual, esta situación podría implicar una afectación al sector del autotransporte, al tener menor margen de maniobra en el traslado de este costo, por lo cual tendría que asumirlo.

En la perspectiva de José de Jesús Castañeda Bañuelos, Director General de Transportes Unidos Castañeda (Trucka), no contar con certeza de la cotización que se tendría del precio del diesel en 2017, no abre margen de negociación con los clientes para trasladar este que es el principal costo de la actividad, “algunos clientes hemos podido aplicar la figura que se maneja en Estados Unidos de fuel surcharge, pero no es general”.

Un elemento que crea incertidumbre es el rango en que se vaya a poner el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), lo cual hace la diferencia entre los precios internacionales y lo que se paga en México por el diesel.

Con base en el precio del diesel para noviembre de 2016, la cotización en bomba es de 14.63 pesos por litro, de ellos 1.98 pesos son del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y 0.30 pesos corresponden al IEPS, es decir, el precio sin impuestos es de 12.34, con base en datos de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas).

Con la volatilidad que ha tenido el tipo de cambio que al final de la semana pasada alcanzaba 21 pesos por dólar, traslada sobre costos a esta actividad, por lo cual el tener que asumir los costos del movimiento gradual del diesel afectaría su rentabilidad, comentó Castañeda.

Comenta y sígueme en Twitter: @DidierRT