Volatilidad del peso exige análisis para no impactar precios

El movimiento en la cotización peso – dólar en el último año ha sido vertiginoso. El 24 de junio de 2015 esta relación del dólar Fix de acuerdo con el Banco de México (Banxico) alcanzó 15.45 pesos; el viernes pasado (24 de junio) alcanzó 18.67 unidades.

En el último año, el peso ha tenido una depreciación de hasta 27%, situación que incide en el precio de los insumos del transporte, como el caso de las refacciones, mismas que tienen un impacto al ser importadas o tener componentes del exterior.

“El precio de las refacciones no ha crecido más de 12% en un mercado que ha tenido un cambio de hasta 27%, esta situación se ha traducido en tener un impacto en las contribuciones de la empresa, pero debemos encontrar la manera en que mantengamos la productividad. En nuestro caso se ha hecho un análisis para ajustar lo menos posible”, enfatizó Alfredo Carsolio, Director de Postventa de Freightliner (Daimler Trucks México).

Carsolio precisó que en el caso de las partes y vehículos que ofrece Daimler Trucks se manejan los precios en pesos, por lo que hace a refacciones siempre ha sido en moneda nacional, no obstante, el impacto por el tipo de cambio es directo al tener proveeduría internacional.

De acuerdo con el Área de Estudios Económicos de Banamex, el peso y todas las monedas internacionales tendrá un efecto de volatilidad por lo sucedido el jueves pasado, donde la población de Gran Bretaña votó por dejar la Unión Europea, fenómeno denominado como Brexit.

Con base en el análisis de Banamex, la situación del Brexit incrementará la aversión al riesgo, y ante esta situación el peso ha demostrado ser sensible ante la turbulencia financiera internacional.

Twitter: @DidierRT