Fruehauf “remolcará” su crecimiento al siguiente nivel

Carlos Porragas (izquierda) y Lynch Grattan, Director General y Director de Ventas, respectivamente

Aunque las condiciones económicas actuales, locales y globales, han propiciado crecimientos incipientes en los últimos años, Fruehauf, compañía productora de remolques para tractocamiones de carga, buscará alcanzar el siguiente nivel en su crecimiento como empresa en México e incluso sueña con “conquistar” nuevamente al mercado estadounidense.

La tarea no será fácil tomando en cuenta que su actividad es muy sensible al entorno económico, más que nada al sector industrial instalado en el país. Esto lo sabe Carlos Porragas, quien está al frente de la empresa desde principios de septiembre pasado como Director General, luego de ser adquirida por el fondo de inversión Alta Growth Capital.

El directivo contó a T21 sus planes en el corto y mediano plazo, entre los que se encuentra también levantar una segunda planta de producción o de ensamble en el país, ya sea en Nuevo León o San Luis Potosí, “para poder atacar de una manera más eficiente el mercado del Norte y eventualmente poder penetrar el mercado de Estados Unidos, donde hoy la ubicación de nuestra planta representa una desventaja”.

Actualmente Fruehauf cuenta con una planta de producción de siete hectáreas en Coacalco, Estado de México, en donde fabrica anualmente dos mil remolques que van desde cajas secas, plataformas, chasises, dollys, tolvas y tanques, entres otros.

Son planes de corto y mediano plazo a raíz de esta nueva adquisición y la estrategia de revigorizar de nuevo a Fruehauf de México”, precisó Porragas.

La firma, que originalmente estaba en manos estadounidenses, tuvo problemas a finales de los 90 y casi todas sus unidades cerraron, la única que “sobrevivió” fue la mexicana, que luego de mantenerse en el mercado fue adquirida este año por el fondo de inversión.

El impulso que Fruehauf de México prevé encontrarse en el país en los próximos años vendrá de sectores como el de la construcción, el retail, el de alimentos, el químico y el petrolero.

“La construcción es un sector que tenemos muchas expectativas por todos los proyectos de infraestructura que tiene el gobierno (Federal), si bien el presupuesto del año que entra será un presupuesto de gasto restringido hay muchas obras de infraestructura como el (nuevo) aeropuerto (internacional de la Ciudad de México) donde ya se empieza a ver mucho movimiento, gente que empieza a participar en licitaciones y ese proyecto en particular va a representar una derrama importante para nuestro sector, que será gradual y se va dando en fases”, dijo.

El directivo estimó que el mercado mexicano de remolques ronda entre las siete y ocho mil unidades producidas anualmente. Para 2016, espera que su nueva caja seca de 53 pies de aluminio presente una mayor demanda en el mercado, al ser los primeros en producirla en México.

A su vez, sus planes de ingresar nuevamente al mercado estadounidense tiene razón en cuanto a que firmas del Sur de ese país, al enterarse de que Fruehauf “sobrevivió” en México, los están llamando para adquirir sus remolques. “Existe un gran reconocimiento de marca, gente que pide que regresemos en las redes sociales”.

En tanto, Porragas precisó que tiene “el reto de llevar a la empresa al siguiente nivel”, y sabe que mantener la calidad y la diversificación de productos serán dos de sus principales armas para sus planes en el corto y mediano plazo.

Twitter: @EDuarteT21