Nuevas reglas para transporte de mercancía peligrosa mejoran cadena logística

Las modificaciones reglamento para el transporte de mercancías peligrosas, que entró en vigor el pasado mes de febrero, refuerza las medidas de seguridad que debe haber en el ciclo de transporte y, sobre todo, como avance importante, establece claramente qué es un expedidor para que entre en funciones la corresponsabilidad entre esta figura, el transportista y el destinatario de la carga. El responsable de la unidad de Normatividad de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), Tomás Martínez, explicó que este es uno de los principales avances.

Durante el 6° Seminario de Transporte de Productos Químicos organizado por el proveedor de servicios logísticos Leschaco, Martínez explicó que, además, servirá para que quienes contratan el transporte cumplan con la entrega de los pedimentos de embarque, algo que hasta ahora había costado trabajo a parte del sector.

De hecho, afirmó el gerente de Ventas de Autotransportes Parada, Felipe Jiménez, cuando han solicitado a algunos clientes los documentos de embarque algunos ni siquiera sabían bien qué eran. El problema era para el transportista, ya que si la policía federal les revisaba durante el trayecto, tenía que afrontar la multa.

Las nuevas reglas también ayudará a acabar con la práctica, realizada por algunas compañías de transporte, de utilizar un mismo remolque para mover materiales peligrosos y carga general. “La normatividad nunca lo había permitido. Pero la NOM-021 permite transportar químicos no peligrosos y, previo a un proceso de descontaminación, utilizar la caja después para carga general y algunas empresas lo hacían bajo ese argumento”, añadió por su parte la subdirectora de Normas del Autotransporte de Materiales Peligrosos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Irma Flores.

El accidente ocurrido en mayo en la autopista México-Pachuca, reavivó la polémica sobre el transporte de este tipo de mercancía y la doble configuración. En cuanto la normativa sobre pesos y dimensiones, Tomás Martínez subrayó que aunque fue difícil que los autotanques cumplieran, la mayor parte de las empresas ya cargan con respecto a lo permitido en la NOM-012.