Uber va por la última milla

Uber, el servicio de autos compartidos, ha realizado un movimiento para establecer un punto de apoyo en el mercado de mercancías de última milla al asociarse con una nueva empresa llamada Bay Cargo.

Con dicha asociación los usuarios de Uber pueden pedir paquetes pequeños mientras están en tránsito a sus destinos. Si bien no hay aplicaciones específicas de carga aérea para el proyecto Cargo-Uber, el servicio ofrece otra opción para mejorar potencialmente la entrega de la última milla.

Ahora, los conductores de Uber podrán registrarse en Cargo y recoger cajas de bienes de consumo en centros seleccionados de incorporación y soporte de conductores, conocidos como Uber Greenlight Hubs, en San Francisco y Los Ángeles.

Los productos que normalmente se envían a través de Cargo incluyen refrigerios, bebidas, productos electrónicos y productos de belleza.

La "asociación global exclusiva" con Uber cubrirá el área de servicio de Cargo, que recientemente se expandió desde San Francisco hasta el área de Los Ángeles.

Lanzada en junio de 2017, Cargo ha hecho posible que siete mil conductores de autos compartan más de un millón de dólares distribuyendo más de un millón de productos de consumo a pasajeros en la ciudad de Nueva York, Boston, Minneapolis / Saint Paul, Washington, DC, Baltimore, Atlanta y Dallas / Fort Worth.

"Debido a compañías como Uber, la gente pasa más tiempo en automóviles que nunca. Esto abrió la puerta para que Cargo creara un nivel de conveniencia sin precedentes para una generación de personas en movimiento, y nuestra asociación con Uber jugará un papel importante para hacer realidad esa visión", dijo Jeff Cripe, fundador y CEO de Cargo.

Con información de Air Cargo World

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21