Asteroide impactará la tierra en un futuro lejano

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tennessee realizaron un descubrimiento novedoso que potencialmente puede proteger al mundo de futuras colisiones con asteroides.

El equipo estudió un astro cercano a la Tierra denominado "1950 DA" que impactará la tierra el 16 de marzo de 2880 y descubrieron que el cuerpo, que gira tan rápido que desafía la gravedad, se mantiene unido por fuerzas de cohesión, algo nunca antes detectado en un asteroide.

Los resultados, publicados en la revista científica Nature, tienen implicaciones potenciales para la defensa de nuestro planeta por un impacto de un astro masivo.

Investigaciones anteriores han demostrado que los asteroides son montones de escombros unidos por la gravedad y la fricción; sin embargo, el equipo encontró que "1950 DA" está girando tan rápidamente que desafía estas fuerzas.

si sólo la gravedad estuviera sosteniendo esta pila de escombros en conjunto, como generalmente se supone, podría llegar a romperse; por lo tanto, las fuerzas de cohesión entre partículas deben de mantenerlo unido, comentaron los investigadores.

De hecho, la rotación es tan rápida que en su ecuador, el asteroide experimenta gravedad negativa; la presencia de fuerzas de cohesión ha sido predicho en pequeños asteroides, pero la evidencia definitiva nunca se ha visto antes.

El hallazgo proporciona información importante para detener posibles asteroides en trayectoria de colisión con la Tierra.

Tras el impacto de un astro en febrero de 2013 en Chelyabinsk, Rusia, hay un renovado interés en averiguar cómo tratar con el peligro potencial de un impacto, dijo Rozītis.

La comprensión de lo que nos deparan estos asteroides puede informarnos sobre que estrategias llevar a cabo en un futuro.

Esta investigación revela algunas técnicas posibles, como un impactador cinético que lanzara un objeto masivo en curso de colisión con el asteroide; esto podría disminuir considerablemete los efectos del impacto.

Los hallazgos de los investigadores también tienen implicaciones para la exploración espacial; la nave espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea aterrizará en la superficie del cometa 67P / de Churyumov-Gerasimenko y puede encontrar su superficie dominada por estas fuerzas de cohesión.