México, potencial mercado de Ericsson para comercio móvil

Poco menos del 40% de los mexicanos utilizan soluciones de M-Commerce (comercio móvil) como banca, billetera o compras vía web, develó un informe de Ericsson sobre la visión del consumidor en América Latina.

Esta situación representa una oportunidad para la expansión de estos servicios, que ofrece Ericsson sobre todo en países europeos, expresó durante la presentación del estudio Patrik Hedlund, asesor senior del Ericsson ConsumerLab.

Por el desconocimiento y falta de confianza en el consumidor, se debe incursionar con soluciones sencillas, como billetera móvil para la compra de productos como café y comida. En otra instancia sería muy atractivo que a través de recargas al celular se pueda abonar crédito para el transporte público, tal como funciona en otros países como Suecia, donde cerca del 60% de los viajes es pagado por esta vía, refirió Hedlund.

La encuesta realizada entre enero y junio del presente año develó que el 74% de las personas que no utilizan soluciones de M-Commerce estarían interesadas en el uso de estos servicios a través de sus dispositivos móviles. Esto refuerza la oportunidad de su expansión servicios, pues en el país la compra de teléfonos inteligentes crece a paso acelerado, refirió el ejecutivo.

Si bien México se consolida como el mayor mercado de América Latina para Ericsson, otros países con interés en adoptar estas prácticas son Colombia, Argentina, Brasil y Chile, pues de acuerdo al estudio el 100% de los gobiernos de estas naciones trabajan en desarrollar políticas para ampliar la inclusión financiera de sus habitantes, refirió Daniel Navarro, encargado de M-Commerce en la región de América Latina.

Adicional a esto, otro dato que incentiva la propagación de estos modos de compra son que el 40% de la población mexicana vive en zonas urbanas.

Agregó que las principales barreras para la masificación en el uso de estas soluciones son la falta de confianza en los servicios y la baja calidad de las redes, además del desconocimiento entre los consumidores.