Los pilotos, entre los grandes héroes de la logística aérea

En una de las primeras entregas que me hicieron el favor de publicar mis amigos de T21, allá por el ahora pareciera lejano año 2012, traté el tema de los pilotos aviadores a cargo de aeronaves cargueras dedicadas y las diferencias en varios sentidos en el trato que recibían en relación a los tripulantes de servicios de pasajeros.

En los albores del nuevo año e intentando dejar en el pasado ese muy triste y por ende lamentable año 2020, retomo el tema para homenajear, tal y como siento se merece a aquellos hombres y mujeres del aire que desde sus posiciones en las cabinas de mando han contribuido, sin duda haciendo equipo con quienes les respaldan en tierra, a que el aerotransporte haya cumplido con creces su misión de apoyar al mundo entero al enfrentar la pandemia, no solamente transportando valiosos insumos médicos, sino también operando aeronaves, transportando aquello que les es posible transportar para de alguna manera garantizar las cadenas de suministro, algo que no es un asunto menor, ni sencillo.

Y es que no todo puede, no todo debe y no todo justifica verse amparado para su transporte por una guía aérea. Es decir, no todo cabe, no todo es seguro y no todo vale tanto como para volar. Aun así, el sector logístico aéreo ha hecho esfuerzos para ingeniárselas para que quepan más cosas en los aviones, para que el costo de los embarques no resulte insostenible y lo más importante, para que las amenazas a la seguridad operacional que suponen ciertas mercancías consideradas potencialmente peligrosas, ya sea por ignorancia o prejuicios no sean empleadas de manera injusta como pretexto para no ser aceptadas en un vuelo, claro está sin violentar la normatividad que fue concebida y por ende debe ser aplicada.

Hay tiempos o circunstancias tan extraordinarias, como sin duda son las actuales, en las que las necesidades de transporte son tales que se requieren mayores dosis de creatividad, inteligencia logística y valor operativo.

A lo largo de los años cerca de las operaciones aéreas he podido constatar de primera mano que los pilotos de un avión carguero dedicado se quejan mucho menos de aquello que se quejan los pilotos al mando de un avión de pasajeros de las condiciones en las que realizan su trabajo o en donde lo realizan.

He visto por ejemplo a pilotos cargueros descansar sobre un pallet mientras tienen lugar las maniobras de carga y descarga en su aeronave, colgar una hamaca bajo las alas o emplear un sillón de la oficina de despacho para el propósito.

Los aviadores cargueros vuelan sin problema en cualquier horario, en cualquier geografía, en cualquier infraestructura. Los he visto quitarse la camisa para apoyar al personal de rampa en la descarga de un embarque urgente o presionarse para cumplir con una entrega a tiempo.

Es más, son tan sencillos que en una foto de grupo es difícil distinguirlos del resto de su equipo, llámense otros pilotos, mecánicos, despachadores u otros integrantes. No pretendo afirmar que los capitanes de los servicios de pasajeros no lo hagan también, pero insisto, mi experiencia directa con ambos me demuestra que lo hacen menos frecuentemente.

Quizás el piloto carguero comprende la importancia de lo que transporta llegue a tiempo; quizás hay algo en él que le dice que, si bien es importante operar cualquier tipo de vuelo de manera segura, eficiente, económica y sustentable, el entregar cuando se requiere una mercancía es tan importante como entregarla segura.

Quizás sabe que si no lo hace alguien puede no recibir esa medicina que necesita, que esa fruta que transporta se puede echar a perder, que los animales que vuelan con él pueden morir, que si esa refacción no llega a la planta de producción la puede detener.

Así veo la labor del piloto carguero, así de profesional, pero también así de sensible a las necesidades de los usuarios del aerotransporte, algo que en tiempos como los actuales, puedo llegar a considerar como heroico.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de enero en este link.
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx