Así, ¡de golpe!, Southwest retira del servicio 66 aeronaves

Por:
Juan A. José

Se dice fácil, pero hacia el 1 de octubre de 2017 la emblemática aerolínea norteamericana Southwest Airlines habrá retirado en lo que va del año 87 Boeing 737-300 de su flota de 737’s, por cierto la más grande del mundo con 731 ejemplares, despidiéndose de este submodelo.

Quizás para la compañía aérea de Dallas, Texas, esta cifra si bien importante no resulte tan dramática, en especial tomando en cuenta que para compensarlas habrá incorporado 67 aviones 737 de versiones más modernas, pero 87 aviones siempre serán muchos, algo que destaca aún más, si tomamos en cuenta que nuestra empresa de aerotransporte más grande en lo que a flota se refiere, opera unas 76 aeronaves bajo su marca Aeroméxico y unas 55 bajo su marca Connect. En este mismo contexto Interjet estaría en los 75 equipos y Volaris en 65.

Sumar o retirar una aeronave de la flota de una aerolínea no es nada sencillo, por el contrario, estamos hablando de un complejo proceso en el que convergen temas laborales, temas de propiedad y/o arrendamiento de las aeronaves, temas de mantenimiento, inventarios y piezas de repuesto, temas de regulación y certificación por parte de la autoridad aeronáutica, temas financieros y temas de operación, sin olvidar, claro está, el tema de capacitación, entre otros. ¿Se imagina usted el reto que supuso para American Airlines incorporar a su flota 119 unidades nuevas en el año 2015?

¿Y a qué obedecen estos masivos movimientos?
El retiro masivo de integrantes de una flota puede obedecer a problemas financieros; de pronto una aerolínea debe minimizar sus operaciones con tal de mantenerse marginalmente en el aire. Otras veces, circunstancias externas como pueden ser las crisis económicas globales o el impacto de eventos extraordinarios, caso de los ataques a las Torres Gemelas en los Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, pueden ser el detonante de masivos retiros, como el de United que en ese año dio de baja 75 aviones.

Sin embargo, la principal motivación para que una aerolínea como Southwest, por ejemplo, se deshaga de todos sus 737-300’s es la optimización de sus ingresos y eficiencias mediante la sustitución, si es posible una a una, de las aeronaves más viejas por equipos más nuevos y por ende poseedores de mejores prestaciones y rendimientos, algo que están haciendo en mayor o menor medida las aerolíneas de todo el mundo y que refiere a los grandes pedidos a los fabricantes.

La pregunta es: ¿Qué va a suceder con tantos 737-300’s en tierra? Me temo que muchos de ellos terminarán, ahora sí que como se dice en el argot del reciclaje: “en el kilo”.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
1 + 0 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.