¿Ya viene el nuevo Boeing 797?

Por:
Juan A. José
Archivado en:  | Al vuelo | Airbus | aviones | Boeing | Embraer

Hace unos tres años comenté en este mismo espacio sobre la necesidad de que Boeing anunciara pronto su modelo 797 al que vi, y de hecho sigo viendo, como un reemplazo del exitosísimo 737, cuyas ventas han pasado de las 10 mil unidades en una veintena de versiones, pero empleando la tecnología, materiales y las lecciones aprendidas del 787.

Recientemente cobran fuerza versiones en el sentido de que el fabricante norteamericano estaría ya en una avanzada etapa de conversaciones con las aerolíneas de todo el mundo para lanzar un modelo de capacidad intermedia entre el 737-10, es decir el más grande de sus variantes y el 787-8, que es el menor de los “Dreamliners”, atendiendo un segmento del mercado que otrora estaba en manos de una de las maravillas de la ingeniería aeronáutica: El Boeing 757 para el que, por más que se diga lo contrario y aún con las excelentes prestaciones del Airbus A321LR, no se ha encontrado sustituto “uno a uno”.

Recordemos que el Boeing 757 originalmente se concibió para sustituir hace unos treinta años al 727-200, agregando capacidades adicionales para atender la creciente demanda de aerotransporte.

Para nadie es un secreto que si bien el 757 efectivamente hizo maravillas en algunos mercados originalmente atendidos con 727's, las aerolíneas le descubrieron prestaciones extraordinarias y lo ubicaron en rutas de un segmento diferente, muchas de ellas rayando en el largo alcance, abriendo las puertas a versiones modernizadas y ampliadas del 737 para competir con la familia del A320 por la sustitución no solamente del 727, sino también del McDonnell Douglas MD-80 en las flotas. De esta manera el 757 se fue encasillando mientras que el 737 y el A320 se vendieron, ahora sí que “como pan caliente”.

Sin embargo, de la misma manera en que las aerolíneas requirieron hace treinta años de algo mejor, económico y más grande que el 727 para reemplazarlo, todo parece indicar que lo mismo está ocurriendo al pensar en la aeronave que finalmente marque el fin de la zaga tanto del 737 como del A320, de ahí que hablan de una aeronave “a la 757”, que en este caso sería el 797 al que se le plantea como una aeronave de más de 200 asientos y alcance transoceánico.

Si esto es cierto, entonces estaríamos hablando de que, por lo menos en el caso de Boeing, abandonaría el mercado actualmente en manos de aeronaves como el 737, concentrándose en aeronaves mayores, comenzando por ese posible 797, ascendiendo hasta las versiones de más capacidad del 777 con las que se estaría dando fin a la línea de producción del “Jumbo Jet 747”, entre las cuales estaría la familia de Dreamliners (787-8, 9, 10 y las que le sigan).

En el marco de esta hipotética estrategia cobraría relevancia la relación que el fabricante con sede en Chicago tiene con la brasileña Embraer cuyas aeronaves atienden exitosamente desde hace años segmentos otrora en manos de algunas versiones del 737.

Dicho en otras palabras: Embraer desarrollaría con el apoyo de Boeing aeronaves cada vez más grandes que estarían listas para cuando concluyan las entregas de la cartera de pedidos del 737 y la norteamericana no desarrollaría más este tipo de aeronaves.

Mi suposición se valida de alguna manera con la tozuda insistencia de la canadiense Bombardier en seguir adelante con su línea C-Series, que podría terminar en el portafolios de Airbus y la incorporación de nuevos tiradores en diversas geografías desarrollando aeronaves similares, incluyendo fabricantes japoneses, rusos y chinos, proyectos para los que no habría recursos si no se evidenciase un mercado importante.

Es así que es posible que nos encontremos en vísperas de toda una revolución en materia de construcciones aeronáuticas, caracterizada por profundos cambios en la conformación de la oferta de los principales fabricantes y los segmentos que atienden.

Baste decir que en esta coyuntura, habría que estar pendientes de lo que comience a transpirar desde Toulouse, Francia, en donde en una de esas también no tardaría en hablarse seriamente de lo que podría terminar por ser el Airbus A360 y el consiguiente fin de las construcciones de aeronaves de menos de 180 asientos por parte del que hoy en día es el principal fabricante de aeronaves comerciales del orbe.

Por lo pronto, veremos y en su caso comentaremos en este mismo espacio, lo que decida finalmente hacer Boeing con su 797. Se podría poner interesante.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
5 + 0 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.