¿Es viable en incrementar en el corto plazo el flujo comercial con Asia?

Por:
Rafael López Inclán

A partir de la toma de posesión de la nueva administración federal en Estados Unidos tanto gobierno como sector empresarial en México han expresado el interés que existe por diversificar las exportaciones del sector productivo nacional a mercados asiáticos.

Por ejemplo la dimensión del mercado chino en sectores como alimentos, productos de consumo, sector automotriz o inclusive productos suntuarios soportan el interés de varios sectores en plantear como necesario la diversificación comercial de México al Oriente; aunado a lo anterior la condición existente de sobre oferta de contenedores marítimos en trayectos de América a Asia alimenta la intención de de diversificar hacia nuevos mercados.

Actualmente nuestro país tiene un déficit en su balanza comercial con la región asiática; en 2016 con datos de la Organización Mundial de Comercio (OMC) el déficit de nuestro país con Asia fue de 118 mil millones de dólares (mdd); del total de este déficit comercial el 53% del mismo corresponde a China mientras que el 11% es con Japón; situaciones deficitarias se experimentan también con países como Corea del Sur e India.

Para realmente lograr una diversificación profunda en materia comercial con regiones como Asia el trabajo que se requiere es de largo plazo, una labor que contemple un proyecto de colaboración conjunta entre gobierno y sector empresarial.

En primer lugar, se deben tener claros los sectores que pueden ser competitivos y definir perfectamente los países en los que existe posibilidad para competir; esto no simplemente sustentado en que nuestro país e industrias ofrezcan el producto sino sobre la base de costos logísticos, existencia de acuerdos comerciales y competidores con que el sector se enfrente en dichos mercados asiáticos objetivo.

Como resultado de este análisis el gobierno debe impulsar con países objetivo un acuerdo comercial que busque beneficiar a los sectores competitivos paralelamente evitando exponer otros sectores más frágiles.

Particularmente importante será contar con acuerdos comerciales para incrementar la exportación de materias primas a Asia y concretamente a China; países como Chile y Perú cuentan con una posición de proveeduría privilegiada en minerales sustentada en tratados comerciales vigentes con esa nación.

Sin embargo, aun y cuando no exista un acuerdo comercial con un determinado país asiático es posible negociar acuerdos específicos con los mercados y sectores de interés, para que en el caso de industrias como la agropecuaria se permita a nuestro país contar con los acuerdos fito y zoo sanitarios correspondientes para ampliar la gama de productos alimenticios que México pueda comercializar en mercados como China, Corea del Sur o Medio Oriente.

Con datos de la OMC al corte de 2016 nuestro país tuvo una balanza comercial superavitaria con los Estados Unidos, el crecimiento del comercio con nuestro vecino es un proyecto que tiene un antecedente de 23 años de continuidad y que por un lado ha representado importantes ingresos; desde otra perspectiva representa una severa dependencia comercial, 80% de todas las ventas de exportación de México tienen el mismo destino.

Pensar que la diversificación comercial para México es viable como solución inmediata a las políticas comerciales de la actual administración estadounidense es inviable; este objetivo, si bien deseable, es un proceso de largo plazo que contempla una definición de las industrias nacionales que se deseen desarrollar internacionalmente sustentado en un arduo proceso de análisis y evaluación de competencias sectoriales.

Buscar la diversificación de mercados en Asia, u otra región, es un proyecto de largo plazo que sí debe comenzarse de inmediato para aminorar la presión comercial que representa la dependencia comercial que se mantiene con Estados Unidos.

Comenta y sígueme en Twitter: @hongko888

Email: rlopez@asiabizconsulting.com

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
6 + 6 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.