Hablando de pandemias

Por Enrique Beltrán*

Agradezco a T21 la invitación el pasado viernes a una edición más de Diálogos Empresariales de Logística.

Agradezco a T21 no haber dejado pasar una fecha tan importante como lo es el cumplimiento del Decenio de Acción para la Seguridad Vial que se lanzó hace 10 años. De lo contrario creo que la fecha hubiera pasado desapercibida porque hoy hay temas muy relevantes en la agenda mundial, encabezados por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, los accidentes de tránsito a nivel mundial son también una pandemia que deja anualmente un millón trescientos mil hogares enlutados y tristemente no llamará tanto la atención como hoy lo hace el COVID.

Definitivamente una pandemia no es más importante que otra, las dos son problemas de salud pública a nivel mundial y con las dos creo que nadie ha logrado dar pie con bola para mitigar sus efectos.

En ningún caso hay cuentas claras sobre el número de fallecidos, tampoco hay estrategia exitosa que haya logrado controlarla y mucho menos vacuna efectiva.

La pandemia de los accidentes de tránsito tiene más de 20 años ocupando las principales causas de muerte en el mundo y no ha tenido la suerte de haber sido bautizada pomposamente como los es el COVID-19.

En fin, en Mexico habiendo concluido el Decenio de Acción para la Seguridad Vial las cuentas siguen siendo negativas y sobre todo seguimos sin atinarle a la estrategia. Encargárselo al gobierno no funcionó, por supuesto que era lo menos prometedor.

La sociedad civil se pierde un poco entre protagonismos y egolatrías de los dueños de la verdad que pelean por mercados compradores de hilos negros bautizados con nombres rimbombantes como sistemas de gestión, otorgándose premios entre las élites empresariales y adornándose con estrategias de responsabilidad social, pero tampoco funciona porque los números ahí están y son duros y crueles.

Le hemos dado muchas vueltas al tema y siempre sacamos a España como ejemplo y eso está muy bien, el problema es que no hacemos nada tampoco de lo que ha funcionado en otros lados.

Queremos corregir las conductas inseguras de millones de personas que crecimos en un ambiente de inseguridad, desorden y corrupción.

Hagamos estrategia, tengamos una visión en conjunto y pongámonos un plazo para hacerlo como sociedad. Aterricemos 3 acciones concretas y hagámoslas. Más acción nos demanda nuestro país.

A veces queremos logrará tanto que nos perdemos en decenios y decálogos, aquí tres cosas para hacer:

  • Trabajar en las escuelas a fondo, firmemos a los primos conductores y de paso a sus papás.
  • Formemos "prevencionistas" especializados, que todas las empresas y las escuelas tengan por lo menos uno a manera de oficial de cumplimiento.
  • Iniciemos un registro real de los accidentes.
  • Una última y quizá la más difícil seamos humildes.

    * El autor es presidente del Instituto para la Prevención y Seguridad en el Autotransporte (Ipreset).

    Comenta y síguenos: @GrupoT21
    Consulta la edición electrónica de la revista T21 de junio en este link
    Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
    Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx
    .