Transporte aéreo: ¿se acabó la montaña rusa?

Por:
Rosario Avilés

El siglo XXI inició con fuertes sacudidas para el transporte aéreo mundial. Del 9/11 a la influenza y a la crisis del súper precio del combustible; de la emergencia del bajo costo, a la inmersión en las nuevas tecnologías, los primeros diez años de este siglo fueron una verdadera “montaña rusa”, donde desaparecieron algunas de las más emblemáticas aerolíneas y emergieron nuevos modelos que se han ido consolidando.

Los años recientes, sin embargo, han sido de crecimiento con estabilidad, de rentabilidades como nunca se han conocido en el pasado, de consolidación de alianzas y de índices de seguridad cada vez mejores. Durante los últimos tres años en particular, el precio del crudo se ha mantenido en niveles bastante manejables y las ganancias de las principales aerolíneas parecían de lo más estable.

Pero este panorama no parece que durará para siempre y hay algunos signos de que las cosas podrían volver a la turbulencia, a pesar de que la Asociación Internacionacional de Transporte Aéreo (IATA) habla de crecimientos récord en número de pasajeros y factor de ocupación en julio pasado.

Hay una cuasi explosión de nuevas y mejores oportunidades para todos los viajeros. Como nunca, millones de personas tienen ahora la oportunidad de viajar en avión en aerolíneas para todos los segmentos. Las nuevas propuestas de bajo costo y largo alcance harán que el número de viajeros crezca aún más, pero eso no significa necesariamente más ganancias.

Debido a que hay algunos factores que están incidiendo negativamente en los mercados del transporte aéreo y que deberán de tomarse en cuenta en los siguientes meses para no hacer pronósticos demasiado optimistas.

De acuerdo con los reportes de especialistas como la Airlines For America (A4A), las ganancias antes de impuestos de nueve aerolíneas estadounidenses disminuyeron casi 24% en el primer trimestre de este año, en comparación con el primer cuarto del 2016. Esto se debe al aumento de costos operativos que incluyen desde combustible y salarios hasta el propio mantenimiento que en conjunto aumentaron 9.1%, mientras que las ganancias sólo crecieron 4.2 por ciento.

Por supuesto que esto se refleja en los mercados de valores: el índice de S&P de las cinco mayores aerolíneas de los Estados Unidos cayó 7.5% en agosto y uno de los factores a los que se atribuye este descalabro es al reinicio de la guerra de tarifas que parecía desterrado.

Otro de los factores en juego ha sido el incremento moderado pero sostenido de los combustibles. No ha llegado aún el momento en que los biocombustibles se conviertan en una alternativa y es probable que esto tarde mucho tiempo, porque sólo cuando el precio del crudo se va al cielo es que las inversiones para desarrollar estas alternativas tienen presión para fluir con rapidez.

Otro de los elementos que juega en estas ecuaciones son las contingencias, como la del Huracán Harvey que tuvo un impacto directo en el suministro de turbosina pero también provocó cancelaciones de vuelos. Aún es pronto para saber el impacto de los huracanes Irma, Katia y José, pero sin duda serán una fuerte sacudida para el sector transporte aéreo y también la destrucción de infraestructura aeroportuaria.

En fin, que el transporte aéreo siempre está sujeto a contingencias y aunque el panorama es bueno en lo general pues se vislumbra crecimiento, las formas como éste se dará traerán sorpresas tanto para operadores de aerolíneas como para armadoras de aviones, desarrolladores de infraestructura y –ojalá- para quienes suministran combustible. Ya lo reseñaremos.

Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables y resarcirle a los trabajadores su patrimonio.

Comenta y sígueme en Twitter: @charoaviles

E-mail: raviles0829@gmail.com

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
4 + 0 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.