La industria aeroespacial se expande

Por:
Rosario Avilés

El caso de la industria aeroespacial en México es digno de un estudio minucioso para las mejores universidades del mundo. Es un sector que nació, creció, se desarrolló y está en plena expansión prácticamente sin un plan de apoyo federal y desde luego, sin una política industrial.

Es un caso de estudio no sólo por la importancia que este sector mexicano está tomando a nivel global, su crecimiento de hasta dos dígitos por año, la dispersión de los clusters a lo largo del territorio nacional, el aumento de las exportaciones, el empleo que genera y la especialización de nuevos profesionales en muchos centros de estudios superiores.

Este fenómeno también implica el aprovechamiento de tratados internacionales en materias como seguridad y uso de armas, la integración de cadenas productivas que poco a poco ha ido logrando la industria y la especialización en áreas cada día más sofisticadas que rebasan lo mecánico para adentrarse en nuevas tecnologías y que se empiezan a detonar en diversos estados, cada uno con una vocación diferente pero complementaria del resto.

La evolución ha sido sorprendente. Actualmente la industria aeroespacial mexicana se ubica en el lugar 14 a nivel mundial, sus exportaciones rebasan los siete mil millones de dólares (mdd) anuales con un superávit de mil mdd en su balanza comercial y el crecimiento promedio anual es de 16 por ciento.

Según datos que forman parte del Cuarto Informe de Gobierno, entre septiembre del 2015 y agosto de este año, hubo en la industria mexicana siete auditorías de control de proveedores junto con la Agencia Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA), para supervisar la normativa de piezas aeronáuticas y mantener las certificaciones dentro del acuerdo bilateral BASA y el IPA (Bilateral de Fomento a la Seguridad en Aviación y Procedimientos de Implementación para Aeronavegabilidad, respectivamente).

Además se realizaron varias visitas para verificar el cumplimento de los estándares de calidad y procesos de producción.

En un esfuerzo por darle mayor formalidad al apoyo federal, para fines de este año se va a inaugurar el Centro Nacional de Tecnologías Aeronáuticas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para formar recursos humanos especializados, fortalecer la cadena de proveedores, crear un sistema de certificación nacional e incrementar las capacidades en este rubro. Conacyt va a invertir 125 millones de pesos (mdp) en equipo y la Secretaría de Economía 60 mdp.

Éste es el primer esfuerzo concertado y focalizado desde el gobierno federal para apoyar a la industria pero ojalá tuviéramos aún más apoyos.

La asociación que está aglutinando a la industria, la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA), que hoy preside Benito Gritzewsky y dirige Luis Lizcano, también ha ido creciendo y formalizando su oferta. Hace tan sólo tres años, contaba con 51 miembros. Hoy tiene más de 90.

Tiene miembros en diversos rubros de la industria y acaba de crear un Consejo Consultivo integrado por más de 50 organizaciones que van desde universidades como la UNAM y el IPN, o la Universidad de la Aeronáutica de Querétaro y el Conacyt, hasta Cámaras y Asociaciones de proveedores tan específicos como la Asociación Mexicana de Acabados Superficiales o bien, organizaciones como la de Industria Automotriz, sin olvidar organismos de gobierno de estados como Querétaro y Chihuahua o la Fuerza Aérea Mexicana y la Dirección General de Aeronáutica Civil.

La idea es reunir a este Consejo una o dos veces al año para trabajar temas específicos. La primera reunión, celebrada en agosto pasado, trató el tema del desarrollo de proveedores. Ahora hay que meterle segunda para continuar creciendo. Éstas, sin duda, son buenas noticias. ¡Y bien que las necesitamos!

Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables y resarcirle a los trabajadores su patrimonio.

E-mail: raviles@a21.com.mx

Twitter: @charoaviles

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
8 + 3 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.