¿Cuánto tiempo puedes ganar con el aliado logístico adecuado?

El tiempo es oro. Sobre todo cuando hablamos de logística, entrega de paquetes y transporte de mercancías, hoy en día es más importante que nunca que esos procesos se hagan de forma rápida, sin comprometer la calidad de los pedidos.

Pero la solución para lo anterior no necesariamente está en uno u otro proveedor logístico. El contexto, para cualquier negocio, puede ser tan cambiante que las necesidades de la empresa se modifiquen de forma constante, requiriendo de diversas opciones para operar y no necesariamente del servicio de un jugador del sector en particular.

Desde mi punto de vista, es fundamental que las empresas cuenten en todo momento con un aliado logístico que brinde, de forma clara y transparente todas las opciones disponibles en materia de transporte de mercancías y pedidos, para poder elegir la que mejor se adapte a su contexto actual y no depender de un proveedor en específico.

Esto cobra relevancia por diversos aspectos. El primero, porque de ese modo las compañías pueden tener un punto de comparación más claro y preciso de las opciones que existen a su disposición en materia de costos, políticas y métodos operativos, para elegir la que mejor les convenga.

De lo contrario, al hacerlo ‘a ciegas’ y sin la asesoría adecuada, las compañías se arriesgan a conseguir un servicio incorrecto, que no atienda de forma puntual sus necesidades, lo que desde luego se traducirá en tiempo perdido.

Hoy en día el acompañamiento de un 3PL es fundamental para anticiparse a los problemas que se puedan presentar, gracias al uso de plataformas tecnológicas que centralizan la información que se genera en los procesos logísticos, dando visibilidad en tiempo real a los operadores.

¿Qué es un 3PL? Recordemos que son aquellos servicios de logística tercerizada que centralizan dentro de una misma plataforma las diversas opciones de proveedores, para que de ese modo el cliente defina y elija al que mejor le conviene. Esa subcontratación que permite a la empresa liberarse de la gestión de dichos procesos y dejarlos en manos de terceros.

Sin este tipo de servicios, cualquier anomalía o problema imprevisto generará retrasos importantes que terminan impactando en el customer experience de forma directa. Tener a la mano información que permita actuar productivamente, siempre será una ventaja.

Además, en la actualidad es fundamental atender la necesidad constante de tener a la mano un seguimiento puntual de los envíos, sin importar si son de diferentes proveedores. Todo debe estar unificado dentro del mismo dashboard para una mejor gestión y visibilidad, empoderando así la toma de decisiones. Tener el control de la trayectoria, identificar posibles anomalías y tener transparencia total, permite siempre actuar a mayor velocidad.

Dejar todo lo anterior en manos de un 3PL representa la enorme ventaja de permitir que las empresas sigan enfocándose en estrategias de crecimiento para el negocio. De hecho, el 20% de las compañías a nivel nacional ya indican que prefieren que sea un 3PL el que se encargue por completo de los procesos logísticos, tercerizando las operaciones.

Además, es importante mencionar que, de acuerdo con datos que hemos recopilado, las empresas pueden ahorrar hasta 80% en materia de tiempos operativos cuando acuden a un 3PL, en comparación con hacerlo con un solo proveedor.

Hoy en día, cuando el 60% de los mexicanos quieren recibir sus compras a domicilio y el 17% indica que les molesta que sus entregas no se realicen en los tiempos estipulados, es importante procurar que la estrategia logística involucre a un 3PL para eficientar procesos, entregar de forma adecuada, y generar una mayor satisfacción del cliente.

Te invito a revisar mi columna anterior: ¿Qué necesito saber para elegir a mi proveedor logístico?

Ilan Epelbaum actualmente es director general de MBE México.

Comenta y sigue a Ilan Epelbaum en Linkedin

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

T21