Es necesaria una policía vial e inversión en infraestructura carretera

Una de las causas que afectan la cadena de suministro, y que se ha vuelto muy relevante, es la deficiente infraestructura carretera de nuestro país, el tránsito de los vehículos es afectado constantemente por los obstáculos que se encuentran en las carreteras, casetas de cobro, reparaciones, accidentes, vehículos descompuestos, manifestaciones de grupos inconformes, etc.

Asimismo, nos encontramos con limitación de carreteras alternas que permitan el desahogo de las vialidades cuando alguno de los citados obstáculos se presenta, sobre todo, para el transporte de carga que está obligado a circular por las carreteras contempladas en la reglamentación y que lo limita. 

La espera en largas filas para continuar con el itinerario resulta desgastante y molesto, pero, sobre todo, el impacto económico que esto representa, consumo excesivo de combustible, fatiga de los conductores, desgaste prematuro de las unidades, incumplimiento del servicio, emisiones excesivas de gases contaminantes y sobre todo la baja productividad de las empresas. 

Adicionalmente, las aseguradoras y las empresas que ofertan la carga se han visto en la necesidad de condicionar la circulación de los camiones en horarios diurnos por la inseguridad que prevalece en las carreteras, esto, disminuye la rentabilidad de las empresas transportistas y ha incrementado el valor de los seguros, esto está provocando que, con todo lo expuesto anteriormente, los costos sean repercutidos en las tarifas, que finalmente el consumidor absorbe estas ineficiencias.

Existen días y horas concurrentes en las carreteras que manifiestan congestionamiento de kilómetros de filas en las casetas de peaje, estos eventos bien pueden ser validados diariamente por las autoridades a través de las aplicaciones como Google o Waze, que, en principio, quiero pensar que sí las utilizan y las aprovechan. Sin embargo, lo que si notamos, los que regularmente transitamos o bien nos dedicamos al transporte, es que las autoridades no previenen estos congestionamientos, no toman medidas de advertencia, por lo que considero sea momento de crear una POLICÍA VIAL que dirija el tránsito, que prevenga los atascos y que le de orden al tránsito vehicular. 

Es común observar que en una reparación o accidente de carretera no encontremos señalamientos preventivos, suficientemente anticipados y con la guía del carril de circulación, también hay que decir que nuestra cultura vial es precaria y de poco respeto lo que hacen más complejas las vialidades. 

Cabe también observar que es recurrente que, en tales filas, se susciten accidentes por alcance, la desesperación, la distracción y el cansancio lo provocan; estos hechos se presentan comúnmente durante la formación, como posteriormente al cruce de la obstrucción por las prisas que son consecuencia de complicar aún más la circulación. 

Otro efecto que se presenta en las largas filas de las casetas de peaje, y que requiere especial y urgente atención por las autoridades del medio ambiente, son las grandes emisiones de gases contaminantes (NOx y CO2) que reciben e inhalan los pobladores aledaños a las casetas, ejemplos varios, las casetas de Tepozotlán, Tlalpan, Amozoc, Fortín, Palmillas, Chichimequillas, etc. 

Dentro de los planes de desarrollo del gobierno esta la construcción de zonas industriales en el corredor Transístmico y continuar con las ampliaciones de los puertos de Veracruz, Coatzacoalcos y Salina Cruz, sin embargo, no observamos un planteamiento en el desarrollo de las carreteras y de las vías férreas para asegurar comunicación eficiente entre la zona sureste con el centro y norte del país que, ya de por si se encuentran saturadas.  

Es apremiante tomar acciones inmediatas, como la creación de una POLICÍA VIAL, ampliar casetas de peaje con los carriles que sean indispensables, en algunos casos ya es necesaria la reubicación, ampliar con más carriles las vialidades que se han vuelto calles de grandes ciudades, crear libramientos, glorietas y pasos a desnivel.

Comenta y conecta con Humberto Torio en Linkedin.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

T21