Lead time: Un desafío para los pequeños y grandes negocios

Hemos visto que el auge del e-commerce ha transformado por completo la cara de todos los negocios, tanto para establecimientos grandes y reconocidos, como para pequeños comercios que han encontrado en las entregas a domicilio una importante opción para incrementar sus ventas, pero, sobre todo, han aumentado drásticamente las expectativas de los clientes finales que esperan que sus pedidos lleguen sin ningún tipo de retraso; lo cual ha traído nuevos desafíos para todos los negocios y se ha vuelto mucho más competitivo.

Que los administradores utilicen las métricas adecuadas para garantizar que los pedidos de los clientes no se demoren en llegar, se ha convertido en un verdadero reto para la satisfacción del cliente. Una de esas métricas es conocida como Lead Time, que juega un papel importante en la planificación de pedidos y, por lo tanto, en la gestión del inventario, ya que permite seleccionar una empresa de mensajería que se ajuste a las necesidades de cada uno y que cumpla con las expectativas de los clientes.

En palabras más sencillas, se define como Lead Time a la cantidad de tiempo que transcurre desde el principio hasta el final de cualquier proceso; en el caso de los negocios, significa la cantidad de tiempo que pasa entre un cliente que hace un pedido y en lo que tarda en llegar al destino; y es una de las medidas más importantes para garantizar un buen manejo de cualquier negocio.

Para dar mayor contexto, el Lead Time afecta a todos los negocios dentro de una cadena de suministro y puede causar severos problemas si éste no se controla, pero también puede convertirse en un determinante para valorar la reputación y la calidad de las empresas; por lo que es de suma importancia calcular, comprender y actuar sobre los cambios en el Lead Time para que una empresa pueda evitar pérdidas y cumplir con los pedidos de manera rápida y eficiente.

Después de muchos años en la industria de transporte, puedo asegurar que los comercios que cuentan con un mal tiempo de entrega se traduce en pérdida de ventas y clientes con malas experiencias; y en la actualidad, las malas atenciones con el cliente suelen compartirse en las redes sociales, lo que se convierte en un arma de doble filo que hay que saber dominar.

Ahora, sabemos que la reducción del tiempo de entrega requiere paciencia, energía y data, pero es de suma importancia ya que puede ayudar a las empresas a mejorar su capacidad de ventas y cumplimiento. El factor más importante cuando se trata de reducir el Lead Time es observar los datos históricos, estos números permiten determinar los tiempos de entrega promedio y descubrir dónde es que incrementan para poder evitarlos.

Comprender y controlar el tiempo de entrega es fundamental en la gestión del inventario. El tiempo de entrega afecta cada paso en la cadena de suministro y puede hacer que todas las demás operaciones se retrasen y causen problemas como: falta de existencias, pedidos cancelados, demoras en entregas y pérdida de ingresos.

Ahora bien, calcular el Lead Time no es tan complicado como parece. Para descubrir el tiempo de entrega existe una fórmula muy sencilla que a continuación comparto:

  • Para los comercios, la fórmula del tiempo de entrega es: Tiempo de abastecimiento + Tiempo de envío = Lead Time total.
  • Para producción, la fórmula es: Tiempo de fabricación + Tiempo de abastecimiento + Tiempo de envío = Lead Time total.

Como COO de una empresa de logística de última milla, el tiempo de entrega afecta el costo al cambiar el valor del inventario en tránsito. Cuanto menor sea el valor o menos tiempo pase el inventario en tránsito, menos cuesta. Cuanto mayor sea el valor o más tiempo que el inventario gaste en enviarse, mayor será su costo.

El tiempo de entrega tiene una relación directa con los gastos, porque cuanto más tiempo pasa entre el pedido de materiales y la venta de los productos, más te cuesta. Mantener un Lead Time mínimo puede ahorrarle a una empresa millones de pesos.

Sin duda alguna, en una plataforma de envíos y domicilios, para el cálculo de costos lo que importa no es el tiempo, sino la cantidad de kilómetros a recorrer, ya que no se ve afectado por el tiempo de entrega, aunque sí pueda afectar la reputación del negocio. Por lo que considero de suma importancia que siempre se debe tomar en cuenta para generar confianza, credibilidad y fidelidad al cliente final.

Revisa mi columna anterior: Mensajeros por demanda, la solución para fidelizar clientes

Comenta y sigue a Juan Pablo Pineda en Linkedin

Juan Pablo Pineda actualmente es Chief Operating Officer en Mensajeros Urbanos

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Revista T21