Dark stores: las tiendas del presente inmediato

Actualmente, vivimos en la era de la inmediatez. Con el paso del tiempo, las personas hemos exigido (y cada vez en mayor medida) avances tecnológicos que vayan acorde a las dimensiones de nuestra vida social y laboral.

Todo lo queremos cada vez m√°s r√°pido y con mayor facilidad para nuestro entendimiento o consumo. Por ejemplo, en la industria del entretenimiento. Nos encontramos con contenidos cada vez m√°s cortos, pero que sumergen al usuario en una experiencia en la que, en pocos segundos, se le da la informaci√≥n necesaria y se logra vincular, provocar o modificar comportamientos. Aqu√≠, vale la pena recordar aquellos challenges, que tanto comentamos hace un par de a√Īos.

Si bien, esta era una tendencia que ya se iba visualizando desde a√Īos atr√°s, es un hecho que la pandemia por COVID-19 intensific√≥ estos procesos, en los que, adem√°s, vimos una evoluci√≥n. No solo se quiere el producto ‚Äúahora‚ÄĚ, sino tambi√©n con el menos contacto posible. Todo desde la comodidad de nuestro hogar, a solo unos clics de distancia.

Ahora bien, dimensionemos esta evolución dentro del ecosistema de nuestra economía. En 2020, el 17% de los establecimientos que vendían por medio de e-commerce crecieron entre 100% y 199%, y el 24% experimentó crecimientos mayores al 300%, de acuerdo con el estudio de comercio electrónico en México de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Para 2021, este sector tuvo un crecimiento del 27% con respecto al a√Īo anterior, lo que nos muestra que este m√©todo de compra lleg√≥ para quedarse y que, a la fecha, representa m√°s de 400,000 millones de pesos.

El avance tecnol√≥gico, combinado con nuestro sentido de urgencia, han favorecido el surgimiento de las llamadas dark stores, o bien, tiendas fantasmas o tiendas oscuras. Estas tienen m√ļltiples ventajas para satisfacer esta necesidad en la sociedad y que a su vez representan un nuevo cap√≠tulo de movilidad y eficiencia en el mercado de transporte.

Las dark stores son empresas que se dedican a vender productos de forma 100% virtual. No cuentan con un espacio abierto al p√ļblico, sino con almacenes ubicados en puntos estrat√©gicos, utilizados √ļnicamente para procesos de log√≠stica y administrativos. Dependiendo su nivel de automatizaci√≥n, podemos encontrar unas que cuentan con personal y otras que tienen softwares de gesti√≥n de almacenes.

Pero, ¬Ņc√≥mo esta tendencia aporta al sentido de inmediatez y qu√© v√≠nculo tiene con la log√≠stica? A continuaci√≥n, algunos puntos que lo ejemplifican mejor:

  1. Permite centrarse en la calidad de la interacci√≥n con el consumidor de manera digital y basa su √©xito en la ‚Äúexperiencia‚ÄĚ que se le da al cliente sin necesidad del contacto humano.
  2. Requiere una gesti√≥n eficaz de la √ļltima milla log√≠stica 4.0, que es la etapa m√°s costosa. Facilitan la entrega de productos desde un centro de distribuci√≥n pr√≥ximo al cliente final, no obstante, muchos de estos cambian el paradigma log√≠stico incluyendo en sus herramientas la distribuci√≥n en dos y tres ruedas automatizadas, o bien, impulsadas por el hombre‚Ķ s√≠, bienvenidos a la era de la mensajer√≠a personalizada y la demanda.
  3. Cuentan con operaciones de picking m√°s eficientes, en muchos casos disponibles 24 horas y que brindan una experiencia inmersiva para los consumidores. Nuestro nuevo momento de la verdad, en otra ocasi√≥n hablaremos del ‚Äúunboxing‚ÄĚ que, sin duda, tomar√° cada vez m√°s relevancia para culminar la experiencia del consumidor y que ha tenido cambios agigantados en los √ļltimos a√Īos.

Por ahora, observamos normalización de este concepto, aplicado en el retail, pero con mayor frecuencia estamos viendo industrias como la alimentaria, restaurantes y servicios financieros donde ya vemos un auge en su digitalización.

La pregunta que podr√≠a estar surgiendo en nuestras mentes en este momento puede ser: ¬Ņen el futuro podremos verlo en otro tipo de sectores como en salud, transporte o materiales industriales, es decir, incluyendo maquinaria de mayor magnitud? Mi percepci√≥n es que s√≠ y si este art√≠culo despierta su inquietud, podr√°n encontrar a nivel mundial muchos ejemplos donde esta realidad ya coexiste con nosotros. Incluso, en varios casos ya tienen a√Īos desarrollando y trabajando en mejorar sus interfaces por lo que el futuro se vislumbra cuando menos interesante y atractivo para nosotros los consumidores.

Sin duda vivir en la era de la inmediatez nos ha otorgado tendencias muy innovadoras, y solo me queda preguntarme, ¬Ņcu√°l ser√° el siguiente desarrollo tecnol√≥gico que nos exija a las compa√Ī√≠as brindar un servicio inmersivo e incluyente al alcance de todo tipo de consumidores? La respuesta, seguramente ya est√° gest√°ndose e incluso dando sus primeros pasos hoy en d√≠a en un entorno de cambio y evoluci√≥n acelerada.

El dato duro: En noviembre de 2021, la compa√Ī√≠a Republic Realm, que invierte en bienes ra√≠ces virtuales, compr√≥ un lote de Atari SA en 4.3 millones de d√≥lares en The Sandbox, la cifra m√°s alta jam√°s pagada hasta ahora por un terreno virtual. Actualmente, la interacci√≥n digital del metaverso se eval√ļa en 50 billones de d√≥lares y se estima que para 2024 supere los 800 billones de d√≥lares.

Consulta la anterior colaboración de Ricardo: Nearshoring: la recuperación de las cadenas de suministro en México

Ricardo Díaz es Commercial Leader en Engen Capital. Cuenta con amplia experiencia en desarrollo de negocio, estrategia comercial y gestión de activos. Tiene una maestría en Marketing, otra en Economía del comportamiento, marketing y finanzas, y es licenciado en Economía.

Sigue e interact√ļa con¬†Ricardo D√≠az en Linkedin.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21