Optimización de rutas: una necesidad en la gestión de flotas

La optimización de rutas consiste en identificar las mejores vías de transporte por medio de un software o plataforma. Al hacerlo se logra un sinfín de beneficios que impactan positivamente en la rentabilidad de la empresa de gestión de flotas.

La primera ventaja visible es la reducción de kilómetros recorridos por los vehículos, que conlleva un ahorro de costos. Un software as a service (SaaS) resulta de gran ayuda ya que permite establecer automáticamente las mejores rutas en función de factores como el tráfico o los obstáculos e imprevistos que se puedan presentar en los recorridos. En consecuencia, los gestores toman decisiones y realizan cambios inmediatos que minimizan las incidencias.

Asimismo, al integrar sistemas GPS y odómetros a la plataforma o software con el que se automatiza la gestión de flotas, se tiene el conocimiento exacto de la ubicación de cada unidad, así como de los kilómetros recorridos. Con esta información (y otros indicadores) es posible identificar las áreas de mejora y trabajar en ellas para obtener mejores resultados. Mientras más datos se tengan para estudiar las operaciones, más eficientes resultarán estas y una monitorización en tiempo real evita la superposición de rutas y ayuda a trazar un plan B en caso de cualquier contingencia.

La optimización de rutas también influye en la gestión del combustible. Una buena planeación implica recorridos más cortos y directos y, por ende, el costo en combustible puede reducirse inclusive 30 por ciento. Esto, a su vez, se refleja en menos mantenimientos y reparaciones, ya que las unidades tienen un menor desgaste.

Una buena gestión de rutas incluye un máximo aprovechamiento de todos los vehículos de la flota. A menudo, cuando la gestión se realiza de forma manual, suelen quedar unidades subutilizadas, mientras que otras tal vez están teniendo un desgaste excesivo, ocasionando más gastos. Cuando se automatiza la gestión se puede saber exactamente el rendimiento de cada vehículo para aprovecharlo en toda su capacidad. Además, se dimensiona el volumen de la carga para que las unidades no circulen en vacío.

Un beneficio más de la automatización de la gestión de flotas en general y la optimización de rutas en particular, es la flexibilidad para adaptarse a todo tipo de recorridos, ya sean fijos (la misma ruta a diario) o dinámicos (distinta ruta cada día), largos o en entregas de última milla, en la ciudad o por carretera. Mientras más adaptable sea el sistema más eficiencia y valor aportará a la empresa.

Estos factores inciden en la satisfacción del cliente. Al optimizar las rutas, se reducen los kilómetros recorridos, disminuyen los plazos de entrega y las mercancías llegan en tiempo récord a su destino, y si además se incluye un sistema de notificaciones para visibilizar el recorrido y las incidencias de la entrega, la empresa podrá contar con clientes fieles y enamorados de sus servicios.

La optimización de rutas con ayuda de un software, al establecer de manera automática y en segundos los mejores recorridos de los vehículos en función de horarios y prioridad de las entregas, permite tener un considerable ahorro de tiempo, a la vez que un mejor aprovechamiento de recursos y el aumento en la productividad que toda empresa necesita.

Te invito a leer mi columna anterior: La logística en la era de la digitalización

Evaristo Babé actualmente es CEO y fundador de Pulpo

Conecta y comenta con Evaristo Babé en Linkedin

100 - 2022

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21