Panorama 2022: Talento y tecnología al centro de la estrategia de negocios en logística

Estamos en 2022, que para la mayoría de nosotros era la esperanza del fin de la pandemia; sin embargo, la variante ómicron desplegó la cuarta ola y ha vuelto a cambiar los planes para iniciar el año de manera “normal”. El COVID-19 nos ha dejado muchos aprendizajes y esta nueva variante sólo nos confirmó que la clave para salir adelante es la adaptabilidad, esa capacidad de contar con un plan de negocios que responda al entorno y con la posibilidad de actuar de manera rápida ante cualquier hecho y cambio.

El año pasado, México se colocó en la séptima posición del Índice de Logística de Mercados Emergentes 2021 con una puntuación de 5.91, además ascendió un lugar respecto a 2020. Este entorno fluctuante también dejó claros los retos y las nuevas tendencias en el sector logístico para 2022, como consecuencia directa de los retos globales de la cadena de suministro y la escasez de contenedores.

Si bien, los problemas de coyuntura global de la logística tomarán tiempo en regularizarse en lo que respecta al envío y la recepción de productos, estos retos nos presentan nuevas áreas de oportunidad para aminorar los efectos poniendo en marcha nuevas prácticas, tecnologías y centrándose en el factor humano. Este último, será una tendencia importante que tomará mayor fuerza durante el año.

Otra tendencia que hemos podido destacar en el Logistics Trend Radar, publicado por DHL, es que más del 45% de los CFO encuestados consideran que la automatización acelerada será parte fundamental de sus estrategias postCOVID-19. El mismo estudio también señala que las tecnologías más relevantes para este año serán: la robótica y la automatización, el análisis del big data, el aprendizaje automático, los sensores, el Internet de las cosas y la tecnología inalámbrica.

Otro documento publicado recientemente por DHL, titulado Informe de Tendencias, El Futuro del Trabajo en Logística nos dejó ver cómo la tasa de aceptación de la tecnología en nuestro sector está al alza, 9 de cada 10 trabajadores en el ramo logístico cree que la tecnología ha sido beneficiosa para su función en los últimos 5 años y que además lo seguirá siendo en los próximos 10 años. La gran paradoja es que más del 50% de los colaboradores ve la tecnología como una amenaza potencial, sin lugar a duda un área de oportunidad para trabajar con nuestros equipos.

Este hecho ayuda a comprender que más allá de la disponibilidad de los colaboradores, es necesario ejecutar estrategias a futuro que escuchen las inquietudes existentes entre las brechas generacionales y que, además, nos ayuden a retener al nuevo talento. Claramente está que las nuevas tecnologías se han convertido en el eje central de toda cadena de suministro y su particular uso en la atención y retención de uno de los activos más importantes de cualquier organización: el factor humano.

En este Informe de Tendencias también se menciona que, de un total de 7,000 colaboradores encuestados, el 92% de la Generación Z dice que es importante que las empresas aborden la salud y la seguridad de los empleados y el 78% de los Millennials considera importante la capacidad de hablar abiertamente sobre problemas de salud mental en el trabajo. Dos temas fundamentales para abordar, especialmente después de casi 2 años de pandemia.

Del lado operativo, la omnicanalidad continúa como un elemento imprescindible para mantenerse en el mercado, garantizando los tiempos de entrega a los clientes. Es necesario estar presentes en distintos canales, tener la capacidad para atender diferentes volúmenes, sectores y las nuevas necesidades que la pandemia nos demande.

Entre las recomendaciones para este año, les comparto:

  • Definir una estrategia adaptable: los tomadores de decisiones deben encontrar un equilibrio entre sus colaboradores, la brecha generacional y la tecnología para poder hacer frente a los retos en la cadena de suministro por COVID-19 y postpandemia.
  • Adoptar nuevas tecnologías: además de aumentar los beneficios de una entrega más rápida y niveles de servicio eficientes para el cliente final, suma transparencia, flexibilidad, bajos costos a futuro y sustentabilidad.
  • Los colaboradores son primero: hoy, más que nunca, las tendencias apuntan a enfocarse en los trabajadores, en su salud e integridad tanto física como mental y en la eliminación de tabús que permita tocar el tema sin temor.

Más allá de ser parte de un sector de primera necesidad para mover medicamentos, consumibles, ropa y productos de subsistencia, dentro del sector logístico debemos tener claro los elementos imprescindibles que nos darán competitividad en México. Con esto no solo me refiero a la tecnología, a mantener el comercio electrónico como prioridad sino también a lo más importante: nuestro capital humano, el pilar y la base de todo.

Te invito a revisar mi columna anterior: Mitigar los impactos de las disrupciones: el secreto de las peak seasons

Agustín Croche actualmente es presidente de DHL Supply Chain México.

Comenta y sigue a Agustín Croche en Linkedin.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21