4 tendencias en e-logística que marcarán el 2022

Sin duda, pocos fenómenos como la pandemia nos han demostrado que el tiempo es relativo. En lo que pareciera un abrir y cerrar de ojos, el 2021 termina y el 2022 está a la vuelta de la esquina con nuevos desafíos, oportunidades y escenarios para la industria de la logística, en concreto la que se enfoca en el comercio electrónico. Si, por un lado, como he mencionado en este espacio, el e-commerce tuvo un crecimiento histórico del 80% en 2020, el presente año también planteó nuevos retos, con la mejora continua como diferenciador clave.

Así, con la denominada crisis de contenedores, el fulfillment y el auge de las dark stores, hasta los cambios de hábitos de los usuarios impulsados por el confinamiento, el crecimiento en el uso del big data por los negocios digitales, entre otros factores, cerramos un periodo de transformaciones que sin duda seguirán impactando a medida que la crisis sanitaria cede un poco en el mundo. Es en este contexto cuando podemos comenzar a vislumbrar algunas de las tendencias que marcarán el 2022 en temas de logística y tiendas online:

1. Adopción profunda de nuevas tecnologías

De acuerdo con los resultados del reporte “Anual Third-Party Logistics Study 2022”, elaborado por NTT Data en colaboración con la Universidad Penn State y Penske Logistics, en 2022 las empresas del sector prestarán más atención al potencial positivo de la adopción de tecnologías como la red 5G, la transmisión de datos en tiempo real, el análisis de datos y el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés); esto para sortear una demanda fluctuante, enfrentar problemas de capacidad, así como dar cara a las incertidumbres del mercado.

En lo que se refiere al IoT, los proveedores logísticos invertirán en él para mejorar la productividad de su fuerza de trabajo, mejorar la toma de decisiones en tiempo real, y crear una diferenciación competitiva en el mercado. Esto mientras las navieras y compañías de transporte invertirán en tecnologías innovadoras como la robótica y la automatización.

2. Nuevas estrategias en la cadena de suministro

Sin duda, el 2021 quedará marcado a nivel logístico por la llamada crisis de contenedores. Esta se puede entender a partir de un hecho: el transporte marítimo es el principal canal (80%) por el que se distribuyen las mercancías alrededor del mundo. Por ello, la falta de espacio en las embarcaciones que provocó la pandemia cuadriplicó el costo de los fletes marítimos, fenómeno aunado a recortes de personal en las navieras, reducción de barcos, el cierre de agencias logísticas y rebrotes del coronavirus en diferentes partes del mundo.

En el corto plazo es posible que no veamos una resolución única para este fenómeno, el cual tendrá en la temporada navideña un reto mayor. Ante ello, la transformación digital de la logística se posiciona como una excelente manera de sobrellevar la crisis. Al respecto, los análisis aconsejan un enfoque de 3 puntos: una visión unificada de la demanda, una estrategia de cadena de suministro personalizada (para cada una de las redes en cuestión), así como el uso de datos y análisis para respaldar una planificación y ejecución más inteligentes.

3. La consolidación del fulfillment

El próximo año veremos con más fuerza la consolidación del fulfillment, concepto que se refiere al proceso que va desde la consulta hasta la entrega de un producto. Y es que contrario a lo que se puede pensar, la logística va más allá de empacar y enviar al cliente. De hecho, ésta se debe involucrar desde que un usuario ve en el aparador en línea su producto, hasta que lo recibe en la comodidad de su domicilio, lo cual redondea la experiencia de compra.

Es por ello que en 2022 los negocios digitales deben establecer modelos eficientes de cumplimiento que brinden la mejor experiencia al comprador. Esta visión estratégica debe tomar en cuenta desde una mejora continua en la navegación de la tienda online, con una plataforma fácil, intuitiva y sin complicaciones; hasta la disponibilidad en inventarios, variedad en métodos de pago, control de calidad, así como seguimiento, en el que los usuarios estén informados de su compra en todo momento, lo que elevará la confianza hacia la tienda.

4. Click and collect: ¿qué es y cómo aplicarlo?

El próximo año también veremos una mayor presencia del llamado click and collect (“Compra en línea y recoge en la tienda”), una nueva estrategia de logística que combina la comodidad de la compra por Internet, con la velocidad de la entrega del producto en un punto de venta físico, el cual otorga al consumidor la posibilidad de escoger el horario que mejor le convenga para recoger su compra, entre un rango de opciones. Incluso, este puede ser el mismo día, dependiendo de la logística del negocio.

Los negocios digitales pueden aprovechar esta dinámica para, entre otros beneficios, reducir costos operativos de logística y envíos, y posicionarse en el segmento del mercado donde algunos usuarios aún no se sienten confiados de un modelo de compras 100% en línea. En adición, el click and collect permite un mejor control del inventario.

Si bien cada año es una oportunidad para hacer balance y aprender de las experiencias en el mundo de la logística; también representa la posibilidad de transformar los negocios, mejorar procesos, innovar, así como entender las tendencias de un ecosistema desafiante, donde los cambios ocurren todos los días.

El tiempo es relativo, cierto, pero en esta idea también debemos agregar que lo es con respecto al observador. Seamos, pues, observadores preparados, mejor informados, estrategas y líderes que lleven la logística al siguiente nivel.

Revisa mi columna anterior: Social commerce en pospandemia: cómo vender más usando redes sociales

Oscar Victorin es cofundador & CEO de Skydropx.

Comenta y sigue a Oscar Victorin en Linkedin

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21